Las presiones pueden con el alcalde de Zaragoza y Colau no estará en el Pregón

Ada Colau
Ada Colau. (Foto: AFP)

La presión ciudadana ha podido con el alcalde de Zaragoza y Ada Colau no estará en el balcón del Ayuntamiento el día del pregón de las Fiestas del Pilar. La alcaldesa de Barcelona acudirá a la capital aragonesa para recibir la Medalla de Oro a la Ciudad Condal por su respuesta a los atentados yihadistas del pasado 17 de agosto junto a la alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza.

La pitada monumental que se ha llevado el alcalde en la Plaza del Pilar por esta decisión ha convencido a su grupo, Zaragoza en Común, que ha dado marcha atrás anunciando que “por cuestiones de agenda” y “los horarios del AVE” impedirá finalmente la presencia de la regidora en el noble balcón de la capital maña. El concejal de Cultura, Fernando Rivarés, dio una rueda de prensa llamando a la calma y asegurando que Colau abandonará el consistorio tras recibir la medalla.

El malestar de los aragoneses se fue haciendo evidente a través de las redes sociales, no por la concesión de la medalla, sino por la presencia de Colau en el balcón del consistorio la noche que da comienzo la fiesta por excelencia de Aragón. Las redes sociales acusaron a Santisteve de politizar el pregón: “Los que merecen la Medalla de Oro son los familiares de los que murieron en los atentados. No Colau. No ahora. Pregón politizado, no”, señalaron.

Abucheos al alcalde

La noticia corrió como la pólvora y por la noche ya circulaban mensajes invitando a una gran pitada con banderas de España en la Plaza del Pilar. Dicho y hecho, Santisteve fue recibido este jueves al grito de dimisión por las miles de personas que se congregaron debajo del balcón del consistorio con motivo de la celebración del Día de la Patrona de la Guardia Civil.

Silbidos que se han alternado con vivas espontáneos a la Guardia Civil antes y durante el comienzo del acto, presidido por el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, quien también recibió tímidos aplausos.

La presencia del alcalde no ha gustado a los asistentes, que secundaron protestas continuamente exigiendo su marcha y en el que también se escucharon gritos contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Los asistentes también reprocharon a Santisteve la cesión a Unidos Podemos del pabellón Siglo XXI para la ‘asamblea separatista’ que celebró el pasado 24 de septiembre, a sabiendas de que lo solicitaron fuera de plazo.

Últimas noticias