Sánchez defiende a Felipe VI frente a Podemos: «No se juzga a instituciones, se juzga a personas»

Pedro Sánchez ha valorado la salida de Don Juan Carlos de España tras la polémica por las informaciones sobre sus cuentas suizas, reveladas por OKDIARIO. En rueda de prensa desde La Moncloa, el socialista ha destacado que «no se juzga a instituciones, se juzga a personas», preservando así la figura de Felipe VI de la decisión sobre su padre.

Unas afirmaciones que encienden aún más la tensión que el asunto ha provocado con sus socios de coalición de Podemos. Como reveló este periódico, el mismo Felipe VI compartió ya con Pedro Sánchez hace una semana que había tomado una decisión sobre su padre, sin concretarle cuándo la haría pública. Esta situación ha provocado la crispación del partido de Pablo Iglesias. La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha señalado este martes que Podemos no conocía las conversaciones de La Moncloa con la Casa Real.

Sánchez ha manifestado su «más absoluto respeto» a las decisiones de la Casa Real y ha añadido que «ha habido casos supuestamente de corrupción vinculados a partidos políticos, a agentes sociales y no se ha cuestionado el sistema de partidos políticos vigente»

«Lo que se juzga no son instituciones, se juzga a personas. Don Juan Carlos ha dicho claramente que está a disposición de la Justicia si fuera necesario como cualquier otro español», ha insistido.

«Diferencias»

El socialista ha admitido «diferencias» sobre determinados asuntos con Podemos, aunque sin mencionar explícitamente la monarquía. Simplemente, se ha limitado a reivindicar el «pacto constitucional» y el «acuerdo de Gobierno» firmado con Pablo Iglesias. «A partir de ahí, lógicamente somos dos partidos políticos distintos que tenemos una opinión diferente y una forma de afrontar estos retos y problemáticas de manera diferente».

Sánchez ha destacado que la Casa Real haya «marcado distancia» ante las «supuestas conductas irregulares» de Juan Carlos I.

Asimismo, ha considerado que «España necesita de estabilidad y de instituciones robustas, y las instituciones robustas tienen que abonarse con ejemplaridad, transparencia y regeneración».

«Creo que la línea marcada por la Casa Real es a mi juicio la adecuada», ha opinado.

El socialista se ha negado a dar detalles de las negociaciones. «Las conversaciones ente el jefe del Gobierno y el Jefe del Estado son discretas», se ha limitado a decir.

La situación del Rey Emérito ha deteriorado las relaciones de los socios de coalición.

Pedro Sánchez, como reveló OKDIARIO, conocía con adelanto los planes del Rey, aunque mantuvo la debida discreción con la Casa Real en aras de permitir una salida ordenada de Don Juan Carlos. El Emérito ha podido disponer así de la tranquilidad suficiente para salir del país.

Conocido el anuncio de Zarzuela, Moncloa reaccionó este lunes con un escueto mensaje en el que, sin mencionar a Juan Carlos I, expresaba el respeto al anuncio y subrayaba el reconocimiento al «sentido de la ejemplaridad y transparencia que siempre han guiado al Rey Felipe VI» desde su llegada a la Jefatura del Estado.

Una postura que lanza un mensaje claro: la intención de Sánchez de preservar las relaciones con el actual monarca, frente a los ataques a la Corona que protagonizan sus socios de coalición. Podemos, por su parte, llegó a reclamar que «se impida huir» a Juan Carlos I al menos hasta que salde las «causas pendientes que tiene con la Justicia». Pablo Iglesias consideró que «la huida al extranjero» del Emérito es «una actitud indigna de un ex jefe del Estado» y «deja a la Monarquía en una posición muy comprometida». «Por respeto a la ciudadanía y a la democracia española, Juan Carlos I debería responder por sus actos en España y ante su pueblo», añadió el líder podemita.

Lo último en España

Últimas noticias