Vacaciones de Pedro Sánchez

Sánchez blinda con un muro el palacio ‘real’ de Lanzarote al que se irá de vacaciones en plenos rebrotes

  • P.Barro y J.Guirado

El presidente apura sus últimas horas en Madrid antes de irse 21 días de vacaciones. La primera parada de su desconexión estival será Lanzarote, donde Patrimonio Nacional ya ha acondicionado la residencia de La Mareta para recibir a la familia de Pedro Sánchez: se ha instalado un muro de paneles opacos para proteger una de las piscinas de miradas incómodas desde la calle. Era el punto más sensible de la finca, ahora impenetrable para los curiosos.

Intimidad total. Ningún mirón, y mucho menos un fotógrafo, conseguirá la imagen de Sánchez zambulléndose en la piscina de La Mareta mientras los casos de coronavirus continúan disparándose por toda España. El presidente del Gobierno acudirá a Lanzarote en plena oleada de rebrotes, con un índice de contagios muy similar al que se registraba en los primeros días tras la declaración del estado de alarma.

Para blindar a Sánchez y a su familia, Patrimonio Nacional ha realizado una serie de adaptaciones técnicas en el vallado de la exclusiva finca de 30.900 metros cuadrados. Concretamente en la zona norte del perímetro, el más expuesto a las miradas indiscretas, ya que colinda con una vía de tránsito público. Desde la calle Los Volcanes es posible ver con claridad algunos de los equipamientos de la residencia, como el helipuerto o una zona donde se ubica una de las piscinas de la casa.

Es en ese punto donde recientemente se ha procedido a sustituir una malla semitranslúcida, que permitía ver a través de ella, por una serie de paneles opacos que impiden cualquier visión. Tras esa piscina se encuentran las pistas de tenis y baloncesto, deporte favorito del presidente socialista. El resto del perímetro de la finca está protegido por muros de piedra y abundante vegetación, por lo que es prácticamente impenetrable a curiosos.

Sánchez
La valla semitranslúcida que estaba instalada junto a la piscina antes de las obras.

Vacaciones ‘a cuerpo de rey’

La familia Sánchez-Gómez disfrutará así de una extensa finca diseñada y decorada por el artista César Manrique. Cuenta incluso con acceso directo y privado al mar. El complejo lo integran diez bungalows, de una y dos plantas de altura, el principal, con dos dormitorios, dos piscinas y distintas terrazas. Además, cuenta con gimnasio, las citadas pistas de tenis y baloncesto, y una amplia zona ajardinada de 10.000 metros cuadrados. El palacio reproduce la arquitectura tradicional de las islas Canarias, de estilo colonial, con paredes blancas y numerosos balcones.

Sánchez elige esta finca ‘real’ en plena polémica por las revelaciones de OKDIARIO sobre el Rey Emérito. Y es que estas instalaciones guardan una especial vinculación con Don Juan Carlos, ya que fue un regalo directo del rey Hussein II de Jordania al padre de Don Felipe en 1989. En 2015, y por deseo expreso del Jefe del Estado, la residencia real se puso a disposición del Gobierno, pero con un fin: la promoción y defensa de los intereses turísticos del país. No obstante, Sánchez acostumbra a hacer uso de este palacio de forma estrictamente personal. 

Sánchez
Vista aérea de La Mareta.

De vacaciones pese a la ola de rebrotes

Nada más terminar el Consejo de Ministros de este martes, el líder socialista quedará ‘liberado’ durante 21 días. Un periodo que dividirá entre una estancia en la residencia de La Mareta y el palacio de Las Marismillas (Doñana, Huelva).

Está previsto que Sánchez se incorpore a la actividad ya avanzado el mes de agosto, ya que hasta el día 25 no tendrá lugar el primer Consejo de Ministros tras el parón vacacional. Si nada lo impide, sólo interrumpirá su descanso para el tradicional despacho veraniego con el Rey.

Niveles de contagio de ‘alarma’

España se asoma de nuevo al abismo del Covid, pero eso no ha sido obstáculo para que el Gobierno se tome sus  vacaciones estivales. Acaba de terminar un mes de julio preocupante a nivel epidemiológico, con cifras que han colocado a España en la cabeza de los países europeos en la segunda ola de la pandemia: sólo Rumanía y la diminuta Luxemburgo tienen mayor incidencia acumulada, el marcador que mejor refleja la propagación del virus.

España tiene, a día de hoy, lunes 3 de agosto, una incidencia acumulada de 50,5. De las más altas de cuantas se registraron desde que comenzó el proceso de desconfinamiento el pasado mes de mayo. Son datos que refleja el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

En el centro de las preocupaciones se encuentran las comunidades autónomas de Aragón, Navarra y Cataluña. La incidencia acumulada que registran los tres territorios son las más altas de toda Europa. Esos datos son los que han llevado a países como Bélgica, Reino Unido, Holanda o Alemania a restringir los viajes turísticos de sus ciudadanos a España, medida que supone un golpe sin precedentes para todo el sector turístico. Y para la economía española, que acaba de registrar un batacazo histórico con una caída de su PIB del 18,5%. 

Lo último en España

Últimas noticias