Crisis del coronavirus

El Gobierno se va de vacaciones con los mismos nuevos casos que en la víspera del estado de alarma

El Gobierno de Pedro Sánchez apura sus últimos días antes de irse de vacaciones de verano. Un descanso que llega en plena oleada de rebrotes, con alrededor de 500 focos activos distribuidos por todo el territorio nacional y con una cifra de nuevos casos diario de 1.229, según los últimos datos oficiales ofrecidos por el Ministerio de Sanidad. Un número de contagios muy similar al que había en España un día antes de decretarse el estado de alarma y el confinamiento general de la población, cuando se registraron 1.259 casos.

España se asoma de nuevo al abismo del Covid, pero eso no obstaculiza al Gobierno a la hora de tomarse unas vacaciones estivales. Termina un mes de julio preocupante a nivel epidemiológico, con cifras que han colocado a España en la cabeza de los países europeos en la segunda ola de la pandemia: sólo Rumanía y la diminuta Luxemburgo tienen mayor incidencia acumulada, el marcador que mejor refleja la propagación del virus. España tiene, a día de hoy y según los datos que refleja el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) una tasa de 53,6. La más alta registrada desde que comenzó el proceso de desconfinamiento el pasado mes de mayo.

coronavirus
Indice de contagios en los países europeos para este viernes 31 de julio (Fuente: ECDC).

Centrando la atención en el creciente número de nuevos casos de contagio diario que se registran en España, los niveles actuales alcanzan las cifras de otro momento crucial para el desarrollo de la pandemia: los niveles son prácticamente iguales que los que había la víspera del Consejo de Ministros donde se articuló y aprobó el estado de alarma y, por tanto, el confinamiento total de la población española. Por entonces, ese nivel de contagios se consideró preocupante. Ahora, el Gobierno lo minimiza, señalando que la mayoría de esos casos son asintomáticos. Precisamente, el gran riesgo para la propagación de la pandemia.

Las estadísticas de Sanidad correspondientes a este pasado jueves muestran un total de 1.229 nuevos contagios en las últimas 24 horas. Aquel viernes 13 de marzo, cuando la población se preparaba para dos semanas de confinamiento que terminaron siendo más de dos meses, había exactamente 1.259 nuevos casos. En días posteriores las cifras fueron multiplicándose. La pandemia terminó alcanzando a más de 285.430 personas, de los que fallecieron un número aún indeterminado pero de entre 45.000 y 50.000 españoles.

En el centro de las preocupaciones se encuentran las comunidades autónomas de Aragón, Navarra y Cataluña. La incidencia acumulada que registran los tres territorios son las más altas de toda Europa. Esos datos son los que han llevado a países como Bélgica, Reino Unido, Holanda o Alemania a restringir los viajes turísticos de sus ciudadanos a España, medida que supone un golpe sin precedentes para todo el sector turístico. Y para la economía española, que acaba de registrar un batacazo histórico con una caída de su PIB del 18,5%. 

Vacaciones ‘reales’ para Sánchez

Pero los rebrotes del coronavirus no resultan suficientes para alterar los planes vacacionales de Pedro Sánchez. En plena segunda ola, con los contagios disparados ya en varias comunidades autónomas y sin un plan del Gobierno para hacerles frente, el presidente socialista tiene varios días de descanso por delante. En concreto, Sánchez se desplazará con su familia a la finca de La Mareta, en Lanzarote, tras celebrar el último Consejo de Ministros ordinario antes de las vacaciones, el próximo 4 de agosto.

Allí, según ha podido saber OKDIARIO, el socialista, junto a su mujer Begoña Gómez y sus hijas, permanecerá durante una semana. Después, su intención es pasar unos días en Las Marismillas, en Doñana, otro de sus destinos habituales. Está previsto que Sánchez se incorpore a la actividad ya avanzado el mes de agosto, ya que hasta el día 25 no tendrá lugar el primer Consejo de Ministros tras el parón vacacional. Si nada lo impide, sólo interrumpirá su descanso para el tradicional despacho veraniego con el Rey.

Regalo a Don Juan Carlos 

Pedro Sánchez vuelve a elegir el Palacio de La Mareta para sus vacaciones, confirmándolo así como uno de sus destinos favoritos.

Lo hace además en plena polémica por las revelaciones de OKDIARIO sobre el Rey Emérito. Y es que esta finca guarda una especial vinculación con Don Juan Carlos, ya que fue un regalo directo del rey Hussein II de Jordania al padre del Rey en 1989. En 2015, y por deseo expreso de Felipe VI, la Residencia Real se puso a disposición del Gobierno, pero con un fin: la promoción y la defensa de los intereses turísticos del país. No obstante, Sánchez acostumbra a hacer uso de este palacio de forma estrictamente personal. 

Sin plan contra el Covid

La propagación del virus confirma que el Gobierno no dispone de un plan eficaz para hacer frente a los rebrotes. Tras el fin del estado de alarma, el Ejecutivo ha relegado toda la responsabilidad en las comunidades autónomas, y ha mantenido un papel pasivo en la gestión de la crisis.

Pese a que hace unos días la portavoz técnica del Ministerio de Sanidad, María José Sierra, no descartó que estuviésemos ya en una segunda ola de la pandemia, el Gobierno insiste en negar este extremo. El Ejecutivo persigue trasladar un mensaje de tranquilidad, incluso con argumentos sorprendentes como que «hay rebrotes porque tiene que haberlos», según expresó recientemente la vicepresidenta primera Carmen Calvo.

«Conectados»

Sánchez, que ya ha comunicado a sus ministros que entre el 5 y el 25 de agosto la actividad del Ejecutivo se verá reducida al mínimo, les ha pedido no obstante que no se vayan demasiado lejos y que estén permanentemente localizables y conectados.

De esta forma la mayoría optan por pasar sus vacaciones en España, bien en segundas residencias o en las localidades de donde son originarios.

Lo último en España

Últimas noticias