Estado de alarma

Casado tritura al «presidente ausente Sánchez» en un discurso improvisado y sin la ayuda de papeles

El presidente del PP, Pablo Casado, no tenía previsto intervenir este jueves en el debate del estado de alarma ante la segunda ola de coroanvirus, pero ha decidido hacerlo después de que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, arremetiera contra el principal partido de la oposición y las comunidades donde gobierna. Así, Casado ha subido a la tribuna y ha lanzado un duro y armado discurso -sin papeles como él acostumbra- contra el «ausente» presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que había abandonado el hemiciclo unos segundos antes. Este jueves sólo tiene en agenda por la tarde una recepción en Moncloa y una videoconferencia del Consejo Europeo.

«Viene aquí a acusar al PP y a echarnos en cara que las comunidades tengan que usar los únicos mecanismos legales que ustedes les permiten utilizar, dejándoles abandonados y no asumiendo con coraje, con decisión, con determinación, con eficacia y con patriotismo la lucha contra esta pandemia», ha reprochado a Illa el presidente de los populares. Frente al «ausente Sánchez», Casado ha contrapuesto la actuación de Enmanuel Macron y Angela Merkel, que han liderado la pandemia en sus países.

En su exposición, Casado ha explicado que el PP se abstendrá este jueves en la votación del estado de alarma de 6 meses «para no dejar sin mecanismo jurídico» a las comunidades autónomas. «Es una abstención crítica», ha explicado el líder de la oposición, que también ha asegurado que su partido acudirá a la Comisión de Venecia del Consejo de Europa para «solicitar a las instituciones europeas que garanticen la separación de poderes que no respeta el Gobierno de Sánchez».

Casado ha denunciado que Sánchez impone un estado de alarma de 6 meses porque le gusta «gobernar a golpe de decreto», «sin contrapeso legislativo» y «sin control judicial». Además, ha criticado que el Gobierno no ha reformado la ley de salud pública porque «a lo mejor les gusta mucho gobernar desde la excepcionalidad constitucional».

El presidente del PP ha acusado al Gobierno de Sánchez de incumplir la ley del estado de alarma por «hurtar al Congreso la posibilidad de levantarlo» y de «parapetarse en las comunidades autónomas», que según la ley no pueden ser las autoridades competentes cuando la alarma afecta a más de un región, ha explicado Casado.

«No se puede hurtar la separación de poderes (…) esta cámara representa a la soberanía nacional, no el Consejo Interterritorial de Salud, ni siquiera usted señor ministro, es esta cámara», ha cuestionado Casado.

Pacto de PSOE y ERC

En la sesión de control de la víspera, Sánchez planteó que el estado de alarma se revise a los cuatro meses sobre su continuidad hasta los seis que recoge el decreto aprobado por el Consejo de Ministros y que hoy saldrá adelante en la Cámara. De este modo, el próximo 9 de marzo será el Consejo Interterritorial de Salud -con elevación a la Conferencia de Presidentes- el que «revise» si debe o no continuar esta medida excepcional. Los socialistas pactaron con ERC que Sánchez comparezca en el Pleno cada dos meses -en lugar de 15 días como ha exigido Casado- y que Illa haga lo propio una vez al mes.

Desde Génova han tildado esta propuesta del PSOE y sus socios como «tomadura de pelo» y han criticado que se quiera «orillar» al Parlamento. El propio líder del partido, Pablo Casado, ha asegurado que es una «cacicada» querer «eludir» ese control parlamentario. «Menos ‘Aló presidente’ los fines de semana y más venir al Congreso», le ha espetado a Sánchez.

Lo último en España

Últimas noticias