Juicio 1-O

Los Mossos desalojan uno a uno a los manifestantes que cortan las principales calles de Barcelona

Grupos de manifestantes de entre 30 y 40 personas están cortando de forma puntual puntos de la Diagonal de Barcelona, la Gran Via y los accesos de la Ronda de Dalt en Barcelona con motivo de la huelga general en contra del juicio por el proceso soberanista.

Según ha informado la Conselleria de Interior, los Mossos d’Esquadra están trabajando para restablecer la normalidad en estas calles, ya que con motivo de las movilizaciones hay líneas de bus afectadas. Así están desalojando uno a uno a los manifestantes que cortan la avenida meridiana de Barcelona.

En la Diagonal, ha habido afectaciones a la altura de la plaza Francesc Macià sobre las 8.00 horas, que se ha normalizado una media hora después.

Según la Guardia Urbana, también ha sido cortada la avenida Meridiana a la altura del paseo Fabra i Puig, por lo que se ha desviado el tráfico en este punto.

En la Gran Via, ha habido incidencias a la altura de La Campana, y también en la plaza Glòries y en la avenida Paral.lel.

Otro punto que ha sido cortado en algún momento a primera hora de la mañana ha sido la plaza Lesseps, a la altura de General Mitre, afectando puntualmente la Ronda del Mig.

Asimismo, una concentración convocada a la altura de la plaza de Sants ha afectado la calle de Sants en dirección a la plaza de España.

Ocupan una oficina bancaria en Gerona

Unos 500 manifestantes de los CDR han participado en una protesta por la huelga general contra el juicio del proceso soberanista en Gerona y han ocupado momentáneamente una oficina bancaria.

Según han indicado a Europa Press fuentes policiales, los activistas, bajo el lema ‘Parémoslo todo por la República’, se han concentrado inicialmente ante la estación de AVE en Gerona, que estaba blindada por los Mossos d’Esquadra.

Posteriormente, han pasado por el Palau de Justícia y el edificio de los juzgados, y al pasar por la calle de la Creu, en el centro, ha habido algún intento de quemar contenedores.

Lo último en España