Caso Dina-Iglesias

Montero deberá decir al Senado si Iglesias cometió «violencia contra la mujer» por retener el móvil de Dina

Ofensiva parlamentaria del PP contra el vicepresidente en el marco de la investigación del 'caso Dina-Iglesias'

Los investigadores creen que Iglesias también pudo cometer un delito de fraude procesal

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias, Dina Bousselham y la campaña de Igualdad.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, tendrá que explicar en el próximo Pleno del Senado si el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, cometió «violencia contra la mujer» al retener el móvil de su entonces asesora Dina Bousselham.

El Grupo Popular en la Cámara Alta ha preparado una ofensiva parlamentaria contra el líder de Podemos en el marco de la investigación del caso Dina-Iglesias que incluye una pregunta directa y concreta a la titular del Ministerio de Igualdad.

En concreto, Montero deberá contestar a la senadora del PP Sofía Acedo la siguiente cuestión: «¿Considera que visionar y custodiar imágenes e información íntima de una persona sin su consentimiento es una forma de violencia?»

Se da la circunstancia de que protocolos de Igualdad, cuando dependía del Ministerio de Sanidad, y de la Policía Nacional y la Guardia Civil han incidido en que estas conductas son formas de violencia contra la mujer y delictivas.

Por ejemplo, una campaña de Igualdad del año 2017 tenía el lema «Espiar el móvil de tu pareja es violencia de género». Y en otra posterior se proclamaba: «Si tu chico te controla el móvil, cuéntalo. Hay salida para la violencia de género». En el caso de la Guardia Civil, difundió en 2019 que «nadie puede controlar tu intimidad, tu pareja, tampoco». «Acceder a la información de un móvil ajeno es delito», alertó el Instituto Armando en un mensaje acompañado de vídeo en las redes sociales.

Así mismo, el Grupo Popular ha dirigido varias preguntas al propio vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030. En el último Pleno hasta septiembre, el senador del PP David Erguido interrogará a Iglesias sobre la «política de comunicación que va a seguir» en su departamento. El líder de Podemos tendría así que pronunciarse al respecto una semana después de que dijera desde la sala de prensa del Palacio de la Moncloa que hay que «normalizar» el «insulto» a cargos públicos y profesionales de la prensa. Por su parte, la senadora popular María Salom planteará a Iglesias si «cree que el Gobierno aplica internamente todos los objetivos de la Agenda 2030».

Fiscales

Por otro lado, Salomé Pradas se dirigirá al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, para saber «qué le parece la actuación de los fiscales en el caso Dina-Iglesias». En concreto, los populares se refieren aquí a los mensajes cruzados entre los abogados de Podemos con fiscales de la causa.

Unos chats internos del equipo jurídico de Podemos demuestran que los fiscales y la formación de Pablo Iglesias intercambiaron información confidencial en beneficio de la estrategia del partido morado cuando la pieza todavía estaba bajo secreto.

Los fiscales de la operación Tándem, por la información recibida por los letrados de la formación morada, estaban convencidos de que el director de OKDIARIO, Eduardo Inda, había recibido del ex comisario Villarejo una copia con los datos de la tarjeta del móvil de Bousselham. Más tarde, se pudo demostrar que la acusación respondía a una versión manipulada y falsa de Podemos, pero que los representantes del Ministerio Público asumieron como buena.

El chat interno que tenía el equipo jurídico de Podemos en la plataforma Telegram, publicado por el diario El Confidencial, revela que la letrada de los morados Marta Flor Núñez manejó datos de la pieza mientras permanecía en secreto. La información la había recibido de los fiscales de la causa, de espaldas al juez instructor.

«No hay robo»

Además, Podemos conocía desde el año 2016 que el contenido del móvil de la ex asesora de Iglesias, que publicó en exclusiva OKDIARIO, no fue producto de un robo, sino de «una filtración». Así se lo transmitió José Manuel Calvente, por entonces responsable de los Servicios Jurídicos de Podemos, al resto de letrados de la formación morada a través de un mensaje en el chat de Telegram.

El letrado advirtió en 2016 de que el móvil de Dina Bousselham no fue robado. «Si os fijáis, son pantallazos mientras otros escriben. Lo cual descarta un móvil robado», aseguraba Calvente a sus compañeros letrados en los chats revelados por El Mundo. Por tanto, como reconoció el propio abogado, «no hay caso, no hay robo; se trata de una filtración». Nada de cloacas policiales, ni operación del Ministerio del Interior contra Iglesias, pese a que el líder de Podemos repitió lo contrario por activa y por pasiva en la campaña de las elecciones generales de abril de 2019. Los ataques contra OKDIARIO y su director, Eduardo Inda, fueron eje central de su discurso en la antesala de dicha cita con las urnas, donde Podemos y sus confluencias terminaron dándose un batacazo.

Lo último en España

Últimas noticias