Candidatos PP

Monago también se declara neutral en las elecciones al PP y ordena evitar el fuego amigo

José Antonio Monago
El líder del PP en Extremadura, José Antonio Monago. (Foto: PP)

El ejemplo de Isabel Bonig -adelantado por OKDIARIO- empieza a extenderse ante la evidente sensación de que el fuego amigo ha empezado y que puede provocar un daño irreparable al PP. José Antonio Monago ha solicitado a sus equipos y cargos que respeten la neutralidad de la que deben disfrutar los militantes y compromisarios y que, sobre todo, no utilicen su posición e influencia para favorece del fuego amigo contra determinados candidatos.

Monago, además, quiere seguir exactamente igual el ejemplo de la líder de la Comunidad Valenciana en un segundo punto: el de que el quiera su apoyo, tendrá que ofrecer mejoras reales.

Altos cargos del PP extremeño han destacado que «no se puede seguir con bombardeos como el que está soportando Pablo Casado porque al final lo que va a salir dañado es el propio partido y luego, por si alguien no se ha dado cuenta, tendremos que volver a ser compañeros si no queremos tener un problema mayor», explican con ironía.

«Los compromisarios deben votar sin presión y los militantes deben poder elegir sin fuego amigo», añaden desde las filas populares extremeñas. Bonig fue la primera en dar este paso públicamente y señalar que no piensa regalar su apoyo a ningún candidato a la Presidencia del PP. El que quiera contar con su respaldo tendrá que cumplir dos exigencias: darle más peso en el partido y un discurso antinacionalista -tal y como adelantó OKDIARIO-.

La líder de los populares valencianos, además, dejó claro que no tomará partido a favor de ninguno de los candidatos hasta la segunda vuelta y hasta conocer personalmente todos los proyectos.

El PPCV, unido en la ‘segunda vuelta’

Hasta ese momento se había hablado mucho del respaldo que podría dar la Comunidad Valenciana a María Dolores de Cospedal. Pero lo cierto es que ese apoyo no está garantizado. Todo lo contrario: esta región, una de las claramente decisivas en este proceso de elección, no regalará sus compromisarios hasta no saber el trato que va a recibir de los aspirantes.

«Habrá que esperar a que sean los candidatos definitivos, que el viernes se sabrán, que nos ofrezcan los proyectos y en base a eso el PP de la Comunidad Valenciana decidirá», explicó Bonig.

Pero la cosa va más allá. Y es que las condiciones irán encabezadas por dos requisitos básicos: el primero, que se le reconozca a esta región más peso dentro del PP. Y el segundo, que asuma, sea quien sea el futuro presidente, que «esta comunidad tiene que defenderse de una amenaza creciente que es el nacionalismo. Y que el discurso, por lo tanto, va a ser plenamente antinacionalista», señala un alto cargo del PP valenciano.

El candidato que mejor defienda esos postulados será el que obtenga el respaldo en compromisarios de este territorio decisivo. Sin compromisos previos. Sin nombres ni favoritos previos. Eso sí, en la primera vuelta del proceso de elección este partido dejará plena libertad a los afiliados que se inscriban.

Pero, en la segunda vuelta, donde mandan los compromisarios, el PPCV, que es la segunda agrupación más importante en número de compromisarios, «irá unido». Es decir, que su fuerza de voto puede ser totalmente determinante.

El posicionamiento de Bonig surgía, además, después de que el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, mostrase su preferencia por  Cospedal.

No se trata del único territorio que baraja en estos momentos esta postura ante los rumores sobre la existencia de dossiers y de posibles filtraciones con el objetivo de reducir las posibilidad de algunos de los candidatos de cara a la carrera por la Presidencia del PP.

Soraya en Málaga

Este mismo sábado, de hecho, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, pidió neutralidad en un acto a cargos de Soraya Sáenz de Santamaría, porque «debemos mantener la imparcialidad desde nuestros cargos», señaló. El toque de atención -recogido por este diario- se ha producido después de que uno de los primeros oradores, el presidente de la Diputación y presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, se deshiciera en elogios hacia la ex vicepresidenta. Algo que le ha reprochado luego, veladamente, el alcalde popular de la ciudad, Paco de la Torre.

«En Málaga queremos escuchar a todos los candidatos», ha dicho Bendodo, «pero todos sabéis que yo personalmente ya le he dado mi apoyo a Soraya porque creo que es la mejor opción para recuperar el Gobierno de España». Y ha añadido: «Ha sido la mano derecha de Rajoy, junto él ha capeado una de las peores tormentas de nuestro país. Es una persona cercana, abierta, sencilla, simpática, que escucha a la gente y se preocupa por los problemas reales de los españoles».

Antes de dar paso a Sáenz de Santamaría, ha tomado la palabra el alcalde popular de Málaga, Francisco de la Torre. Y lo ha hecho para afear, con mucha elegancia, que el presidente provincial se haya lanzado a hacer campaña a favor de la ex vicepresidenta.

«En esto difiero de Elías», ha señalado Paco de la Torre. «Yo, como cargo institucional que soy, como alcalde, no debo decir cuál es mi preferencia. Por respeto a los militantes, los cargos públicos debemos ser exquisitos», ha concluido.

Lo último en España

Últimas noticias