Pablo Iglesias presume de «unidad» en el Gobierno mientras su ministra de Trabajo admite «diferencias»

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno de coalición socialcomunista, ha asegurado este jueves que existe «unidad» en el Ejecutivo. Mientras, su ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, admite ante la prensa que las políticas de inmigración de Fernando Grande-Marlaska provocan división entre PSOE y Podemos. Iglesias también ha vuelto a mostrar el hermetismo que busca para el Gobierno diciendo que las diferencias «se resuelven a puerta cerrada». 

«Somos un Gobierno unido y las diferencias se resuelven a puerta cerrada. España va a ver un Gobierno unido«, ha insistido el líder de Podemos en los pasillos del Congreso, tratando de zanjar estas primeras diferencias en el Ejecutivo de coalición con Pedro Sánchez.

Mientras tanto, la ministra podemita de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha admitido ante los periodistas que existen «diferencias» entre el PSOE y Unidas Podemos sobre inmigración, pero ha garantizado que en esta materia, como «en todo», se cumplirá el acuerdo de gobierno.

En los pasillos del Congreso, Díaz ha respondido así al ser preguntada por las primeras tensiones surgidas en el seno del Gobierno socialcomunista en torno a los planes en materia de política migratoria del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

«Creo, sinceramente, que entre dos fuerzas políticas que están gobernando en nuestro país nadie obliga a nadie. Lo que hacemos es síntesis y buscar salidas, y esto es lo que se ha propiciado», ha comenzado diciendo la diputada de Galicia En Común.

Aunque ha reconocido que el PSOE y Unidas Podemos tienen posiciones «diferentes» en materia de inmigración, Díaz también ha puesto de relieve que tienen firmado un acuerdo de gobierno que piensan cumplir. «Lo único que va a pasar es que vamos a cumplir, como en todo, el acuerdo de gobierno», ha garantizado.

Las socialistas niegan las diferencias

Carmen Calvo
Carmen Calvo con el símbolo feminista. (Foto. PSOE)

Por parte socialista, tanto la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, como la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, también han negado que exista malestar por parte de Podemos a cuenta de la política migratoria.

«En absoluto», han contestado ambas en los pasillos de la Cámara Baja. Es más, Montero ha añadido que el propio Grande-Marlaska explicó este miércoles que las medidas en materia de inmigración aparecían en un borrador «técnico y sin ningún filtro político» que era previo a las celebración de las últimas elecciones.

«La migración tiene que ser ordenada pero debe garantizar los Derechos Humanos», ha sentenciado Montero. «Las sentencias se acatan», ha añadido, por su parte, Calvo, en relación con la sentencia europea que avala las devoluciones en caliente.

Lo último en España

Últimas noticias