Batet ya tiene el calendario para transferir antes de final de año prisiones al País Vasco

Batet anuncia un calendario de transferencias a Euskadi.

No transferirá, por el momento, la gestión económica de la Seguridad Social

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha anunciado que el Gobierno central prevé elaborar un calendario de traspaso de las materias pendientes de transferir al País Vasco que espera se pueda cerrar antes de final de año y que incluirá prisiones, pero no la gestión del régimen económico de la Seguridad Social. En este sentido, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha sostenido que el Ejecutivo no renunciará a la transferencia de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social.

El anuncio se ha realizado en una comparecencia pública en Bilbao, en la que la ministra ha estado acompañada del portavoz del Gobierno Vasco y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka.

La Comisión Mixta de Transferencias se ha reunido este lunes en la capital vizcaína, para oficializar los traspasos al País Vasco del tramo de la autopista AP-1, entre Armiñón y Burgos, así como las líneas de ferrocarril de mercancías Alonsotegi-Barakaldo y Bilbao-Basauri.

Este órgano –presidido por Batet y Erkoreka– no se celebra desde 2011, cuando se realizaron las últimas transferencias al País Vasco, y es la primera vez que se desarrolla en la Comunidad Autónoma Vasca.

En representación del Estado, también han estado presentes el secretario de Estado de Política Territorial, Ignacio Sánchez Amor; el delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza; la secretaria general de Coordinación Territorial, María de los Llanos Castellanos; el secretario general de Financiación Autonómica y Local, Diego Martínez; el secretario general de Infraestructuras, José Javier Izquierdo; el director general de Cooperación Autonómica y Local, José María Pérez Medina, y el secretario de la Comisión Mixta por la Administración del Estado, Jorge García.

Por parte la Administración vasca han asistido, además del portavoz del Ejecutivo, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia; el titular de Hacienda, Pedro Azpiazu; el viceconsejero de Régimen Jurídico, Sabino Torre; el de Infraestructuras y Transportes, Antonio Aiz; la viceconsejera de Hacienda, Itziar Agirre; la directora de Desarrollo Estatutario, Begoña Pérez de Eulate; y la directora de Recursos Institucionales, Aitziber Beldarrain.

Los Gobiernos central y vasco alcanzaron este pasado 20 de noviembre, en el seno de la ponencia técnica de la Comisión Mixta de Transferencias, un principio de acuerdo para el traspaso del tramo de la AP-1 y las dos líneas de tren, cuya competencia dictaminó el Tribunal Constitucional en 2016 que correspondía al País Vasco.

Según se ha dado a conocer en rueda de prensa posterior al encuentro, el País Vasco gestionará las transferencias del tramo de la autopista AP-1, entre Armiñón y Burgos, y de las dos líneas de ferrocarril traspasadas a partir del próximo 1 de enero de 2019, y los 426.000 euros que suponen se descontarán del Cupo.

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado que tras “siete años de sequía e incomunicación” esa etapa ha quedado hoy “definitivamente superada”.

Asimismo, la ministra Batet ha afirmado que el Ejecutivo central espera cerrar antes de final de año un calendario de transferencias que incluirá prisiones, pero no la gestión del régimen económico de la Seguridad Social. A este respecto, Erkoreka ha afirmado que el Gobierno Vasco “no renunciará” a esta transferencia.

Últimas noticias