Ayuntamiento de Galapagar

Marlaska niega más guardias civiles a Galapagar: los que hay seguirán en el casoplón de Iglesias

El Ayuntamiento de Galapagar está en pie de guerra contra la Delegación del Gobierno y el Ministerio del Interior por la falta de guardia civiles para todo el municipio tras la llegada de Pablo Iglesias e Irene Montero que acaparan los agentes en su chalet.

Por tercera vez este jueves el alcalde de Galapagar, Daniel Pérez, se ha puesto en contacto con la Delegación del Gobierno de España en Madrid para reclamar más efectivos de la Guardia Civil sin éxito.

Tras la llegada de los dirigentes ‘morados’ al municipio, los agentes de la Benemérita están centrados en vigilar el famoso chalet. Por este déficit de seguridad en el resto del municipio se han multiplicado los robos. En menos de 48 horas (este martes y miércoles) 16 vehículos estacionados en garajes privados han sufrido robos.

Es por ello que el regidor escribió una carta al delegado del Gobierno José Manuel Rodríguez Uribes en octubre. Dos meses después, en enero de 2018 volvió a remitir una misiva al alto cargo del Ejecutivo de Pedro Sánchez sin obtener lo que se exigía. Finalmente, ante la desprotección existente, el primer edil ha realizado este jueves una Junta Local de Seguridad.

"Estamos centrados en el conflicto del taxi, en unos días a lo mejor podemos decir algo sobre Galapagar", esgrimen fuentes oficiales de la Delegación del Gobierno

Fuentes municipales informan a OKDIARIO que en la sesión, el alcalde ha vuelto a reiterar al Gobierno la necesidad de incrementar los efectivos. El alcalde ha explicado que la mudanza de Iglesias y Montero se ha traducido en una falta de seguridad para el resto de vecinos. Pérez no ha criticado que los guardias civiles vigilen la casa de los políticos de Podemos, pero sí que el Ministerio del Interior no dote a la localidad de más personal.

Marlaska niega más guardias civiles a Galapagar: los que hay seguirán en el casoplón de Iglesias
Garita de la Guardia Civil en Galapagar

Como ha explicado otras veces el gobierno municipal, “no es nuestra competencia valorar la conveniencia o no de la vigilancia establecida para una personalidad política en cuestión, pero si es nuestra obligación velar por nuestros vecinos y su seguridad. Es por esto que no vamos a parar hasta lograr que se repongan tantos efectivos como los que están destinados a la seguridad del portavoz parlamentario”.

"Pedid cita"

La respuesta de la Delegación del Gobierno ha indignado al Ejecutivo local. El equipo de Rodríguez Uribes ha contestado al alcalde que pida cita con el delegado. Todo ello, después de haber enviado dos cartas exponiendo la problemática existente, recuerdan las citadas fuentes. Por lo que el alcalde, minutos después de finalizar esta Junta Local de Seguridad, ha solicitado de forma urgente una reunión con el delegado. Sin embargo, si la petición de Galapagar entra la última en la cola, la respuesta definitiva puede demorarse muchos meses.

"La seguridad del municipio siempre ha sido prioritaria y así se ha demostrado en los últimos 10 años del gobierno de Daniel Pérez", se afanan a defender desde el Ayuntamiento galapagueño. La reciente incorporación de 9 nuevos agentes, la implantación de un sistema de videovigilancia con 82 cámaras o la compra de 4 coches patrulla nuevos y chalecos antibalas son muestras de ese interés.

Por su parte, fuentes oficiales de la Delegación indican que ahora están centrados en la crisis del taxi y ya en unos días quizá pueden comentar algo al respecto.

Lo último en España