Espionaje con Pegasus

Marlaska acudió a una reunión en la UE sobre espías cuando ya tenía el móvil pinchado

Marlaska móvil
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El 8 de junio de 2021, el ministro del interior participó en la reunión de sus homólogos de la Unión Europea en Luxemburgo. Por entonces, según la versión que ha ofrecido La Moncloa, Marlaska tenía ya el móvil pinchado. Lo curioso del asunto es que en ese Consejo de Ministros de Interior de la UE se abordó, entre otros puntos, el reto de la ciberseguridad.

Según el texto de conclusiones del encuentro, al que ha tenido acceso OKDIARIO, los ministros abordaron los avances acerca de la Directiva sobre la resiliencia de entidades críticas, una normativa orientada a reforzar la ciberseguridad de las infraestructuras esenciales de la UE. En el encuentro se trató la necesidad de armonizar las normas europeas en este ámbito para proteger la seguridad nacional de los diferentes Estados. La directiva refuerza las obligaciones de los distintos países miembro frente a los riesgos de cibernéticos, especialmente en infraestructuras críticas y servicios esenciales para los ciudadanos europeos.

Terrorismo e inmigración

Según informó Moncloa este martes, el móvil del ministro del Interior fue espiado entre el 7 y el 26 de junio de 2021. En esas intrusiones los espías sustrajeron más de 6 gigas de contenido. El ataque coincidió además con la crisis por la entrada a Ceuta de miles de migrantes ante la pasividad de Marruecos.

En este contexto, en la reunión europea se abordó también la política migratoria, prestando especial atención a la estrategia sobre la circulación en el espacio Schengen. Los ministros, según el acta del encuentro, «destacaron la importancia de la gestión de las fronteras exteriores, la cooperación policial y las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para un espacio de libre circulación preparado para el futuro». Los responsables de Interior destacaron en particular «la importancia de la gestión de las fronteras exteriores».

Igualmente, los ministros fueron informados de los avances en materia de cooperación antiterrorista, el reglamento sobre asilo en la UE y la intención de promover un «diálogo político sobre asuntos de Justicia e Interior con los países del norte de África».

El supuesto espionaje al dispositivo de Grande-Marlaska se conoció tras el análisis del Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Se trata del teléfono con medidas de seguridad reforzadas que le entregó -como al resto de miembros del Gobierno- el Departamento de Seguridad Nacional, dependiente del Ministerio de Presidencia.

Según la versión del Gobierno, el terminal de Grande-Marlaska sufrió dos ataques en el mes de junio de 2021. En el primero de ellos le fueron sustraídos 4 megas y en el segundo un volumen mucho más importante de información, 6,3 gigas. El volumen de datos sustraídos al ministro del Interior es el más elevado de los conocidos hasta ahora, dado que a Sánchez supuestamente le robaron 2,6 gigas y a la ministra de Defensa, Margarita Robles, 9 megas.

Este presunto espionaje ha sido el argumento utilizado por Sánchez para destituir a la directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban, como le exigían sus socios por los supuestos pinchazos a varios dirigentes separatistas.

Lo último en España

Últimas noticias