Las juventudes de PSOE y Bildu se hermanan en Navarra para coordinar sus “políticas”

El inicio del cortejo tuvo lugar el pasado verano con la preparación de un vídeo

Bildu
Pedro Sánchez y Arnaldo Otegi.

Los pactos entre el PSOE y Bildu caminan a toda velocidad. Tras la firma del acuerdo presupuestario que ha permitido a Pedro Sánchez sacar adelante sus cuentas de la mano del partido proetarra, el acuerdo entre las dos formaciones ha mostrado que no se trata de una alianza con premio unilateral, sino bilateral.

Bildu ya cuenta con el apoyo de los socialistas en Navarra para impulsar los presupuestos locales de los proetarras. Pero, además, el pasado mes de octubre permitió auspiciar el primer gran acuerdo de entendimiento y hermanamiento entre las juventudes de ambas formaciones. El pretexto fue el coronavirus, pero el pacto incorporó el mensaje de que, a partir de ahí, debía construirse un entendimiento duradero a medio y largo plazo entre los cachorros de ambas formaciones políticas en Navarra. Toda una declaración de intenciones que permitirá que los nuevos cuadros socialistas en la Comunidad Foral mantengan el espíritu de amistad que hoy se observa entre el PSOE y Bildu.

El pacto fue recibido con alegría por la inmensa mayoría de los jóvenes inmersos ya en estas formaciones políticas. Las organizaciones juveniles del PSN (Juventudes Socialistas de Navarra), Geroa Bai (Gazteok Bai), EH Bildu (EH Bildu Gazteak) y Podemos (Rebeldía Navarra) decidieron dar un paso rotundo hacia la colaboración entre sus organizaciones. E hicieron expreso en sus pactos que ese hermanamiento debía perdurar «en el futuro más inmediato», para coordinar peticiones, acciones y política ante la crisis provocada por el coronavirus. Pero también de forma más estable.

Realmente el inicio del cortejo tuvo lugar el pasado verano con la preparación de un vídeo en el que se llamaba de forma conjunta a la responsabilidad personal -nunca de sus cuadros políticos- como mecánica para combatir el avance disparado del Covid-19 en Navarra.

Pero, ahora, el paso es mayor. Se establecen los lazos de colaboración para favorecer «el rescate juvenil» en materias tan troncales de la política como «la crisis social y económica». El pacto plantea, de hecho, una «unidad de acción» entre los cuatro partidos. Justo lo mismo que han hecho los de Arnaldo Otegi, Gabriel Rufián y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados para mantener una agenda común en materia «social y económica».

Las juventudes de Navarra -la coalición que aglutina a UPN, PP y Cs- fue invitada a sumarse a ese pacto. Y declinaron la invitación.
Las cuatro formaciones firmantes del pacto aseguran que los «puntos clave» acordados son los que deben convertirse en la brújula de las políticas sociales y económicas a partir de ahora. Porque el nuevo rumbo debe caminar hacia «la justicia social y la igualdad de oportunidades».
Esas claves abarcan el empleo, el desarrollo empresarial, industria, agricultura, turismo y comercio, transformación digital y cultura, la Educación, los derechos Sociales, la sanidad, igualdad, violencia de género y LGBTI+, el reto ecológico y la vivienda.

Alianzas

En resumen, que tocan la práctica totalidad de sus políticas.
Se trata de un paso más en una evidente alianza entre la formación proetarra, Podemos y los socialistas. Un paso más que demuestra que el acercamiento y hermanamiento entre esas formaciones es estructural.
Hay que recordar que la alianza entre el PSOE y Bildu marca hitos a toda velocidad: los proetarras no sólo se han convertido en el apoyo estrella de los socialistas a nivel nacional, sino que es pacto ha tornado ya en recíproco y es el Partido Socialista quien devuelve el favor a los de Arnaldo Otegi salvando sus presupuestos municipales en las localidades navarras.

Los dos primeros municipios que prueban esta alianza son los de Huarte y Ansoáin, tal y como ha publicado OKDIARIO.
La alianza de Presupuestos entre el Partido Socialista y Bildu se está regando continuamente con acercamientos de presos y, ahora, con un apoyo cruzado entre las dos formaciones incrementar su poder.

El PSOE-PSN de Huarte acaba de prestar su abstención para «facilitar los presupuestos» de Bildu en lo que ha calificado como «un acto de responsabilidad».

El grupo municipal del PSN en el Ayuntamiento de Huarte ha admitido sin ambages que con su abstención «facilita la aprobación de los Presupuestos de 2021 en un acto de responsabilidad en un momento excepcional, facilitando así la recuperación económica y social del municipio». En un comunicado, el propio portavoz socialista en la localidad, Mikel Ganuza, ha afirmado que «la situación exige altura de miras y apostar más allá de los objetivos particulares de los distintos grupos». Y ha destacado que «es imprescindible lograr un acuerdo de mínimos para dar respuesta a la emergencia social del municipio».

Los socialistas tan sólo han olvidado destacar un pequeño detalle: que el Gobierno de Huarte y sus Presupuestos están en manos del partido proetarra. En concreto, las enmiendas socialistas a los presupuestos municipales se han limitado a exigir 6.000 euros para el estudio de la red ciclable en Huarte, 10.000 euros para un proyecto de promoción del emprendimiento joven y mantener intacta la partida de cultura del presupuesto del ejercicio anterior.

Y tras cumplirse esos requisitos han considerado que era un “acto de responsabilidad” respaldar los presupuestos de Bildu.

Hay que recordar que el caso de Huarte se convirtió en todo un paradigma de los acuerdos bajo mano entre socialistas y proetarras desde el primer momento. Los socialistas no sustituyeron a su representante en el municipio navarro y Alfredo Arruiz asumió gracias a ello la alcaldía. Navarra Suma -la unión de los constitucionalistas UPN, PP y Cs- no tardó en advertir ya en aquel momento de que «EH Bildu exige su precio y Huarte es el primer pago».

Arruiz (EH Bildu) se convirtió en el alcalde de esta localidad con los votos de los proetarras y de Geroa Bai. El PSN no cambió a su representante, Amparo López, y dejó, por lo tanto, la votación con un voto menos, lo que permitió que el bloque separatista se hiciera con el mando.

El segundo municipio en el que se ha hecho obvio el blindaje de los pactos entre socialistas y proetarras tras el apoyo de los de Otegi a los Presupuestos de Pedro Sánchez es Ansoáin. Allí, el PSOE-PSN ha brindado su apoyo a las cuentas de Bildu, Geroa Bai y Podemos.

Ansoáin

El Ayuntamiento de Ansoáin ha podido, de este modo, aprobar sus presupuestos para 2021, con un crecimiento de un 3% del gasto frente a 2019. Las cuentas han contado con el voto a favor del equipo de Gobierno (EH Bildu, Unidas Izquierda-Ezkerra Podemos y Geroa Bai), y con el inestimable «sí» del PSOE-PSN. Todo ello, a cambio de enmiendas centradas en «una transformación de Ansoáin en más verde, más inclusivo, digital y accesible». Según los socialistas de esta localidad, se trata de unas cuentas y propuestas «razonables, lógicas y asequibles».

Las enmiendas socialistas se elevan a un moderado coste a cambio de apoyar a los proetarras: 31.000 euros destinados a la instalación de elementos deportivos en el mobiliario urbano (7.000 euros para bancos de pedales y psicomotricidad en un paseo y dos mesas de tenis junto a la Casa de la Juventud); una convocatoria de ayudas a la digitalización del pequeño comercio (10.000 euros); formación en competencias digitales para los ciudadanos (10.000 euros); 4.000 euros para colonias urbanas y una ludoteca para favorecer la conciliación familiar durante el verano. Y punto final.

Lo último en España

Últimas noticias