Asociación ‘S’ha acabat!’

Jóvenes valientes de la Autónoma se graban a cara descubierta borrando las pintadas separatistas

Colocarán una carpa informativa a pesar de las amenazas

La UAB es una de las universidades con más actividades separatistas

La joven asociación a favor de la unidad de España ‘S’ha acabat!’ ha protagonizado un vídeo en el que aparecen limpiando la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) de pintadas independentistas.

La UAB ha sido, en múltiples ocasiones, el escenario donde alumnado separatista se ha apropiado de las instalaciones y ha realizado actos a favor de la independencia ante la pasividad del rectorado.

Por ello, los jóvenes de esta asociación, que nació hace apenas dos meses, han dicho ¡basta! y han acudido al centro educativo a borrar las pintadas que se encontraban en las paredes. Para su acción no han usado ningún tipo de simbología sino que simplemente han cubierto éstas con un color neutro.

La finalidad de ‘S’ha acabat!’ no es imponer su idea sobre aquellos que no opinan de la misma manera, sino crear “una universidad para todos”: “Hemos dicho ¡basta! y no permitiremos que los radicales ocupen el espacio que es de todos”, aseguran.

Carpa informativa

A pesar de que en anteriores ocasiones han sido agredidos por ello, los jóvenes (que antes formaban parte de Sociedad Civil Catalana) han decidido colocar este martes una nueva carpa informativa.

Por ello, según ha podido saber OKDIARIO, han recibido amenazas en las que se les avisa de que no son bienvenidos a la universidad.

En abril del pasado año, los jóvenes de SCC sufrieron una agresión por colocar una carpa informativa en la universidad. Un grupo de radicales separatistas encapuchados destrozaron la instalación provisional e insultaron a los que allí se encontraban.

Violencia generalizada

La UAB es una de las universidades catalanas donde más incidentes relacionados con el independentismo radical han sucedido. Uno de los últimos ejemplos pudo observarse en septiembre cuando un muñeco de Guardia Civil apareció ahorcado en una de sus ventanas.

"“Pim, Pam, Pum. Que no quede ninguno”, se podía leer en el cartel que le acompañaba. 

Últimas noticias