Constitución de las Cortes

Ignacio Gil Lázaro, el ex del PP azote de Rubalcaba por el ‘chivatazo’ a ETA, vicepresidente del Congreso con Vox

El diputado Ignacio Gil logra la vicepresidencia cuarta de la Cámara al recibir los 52 votos de su partido, suficientes para ser elegido

Vox logra una vicepresidencia en la Mesa del Congreso, como avanzó OKDIARIO

Ignacio Gil Lázaro será el vicepresidente cuarto de la Mesa del Congreso de los Diputados. El candidato de Vox por la provincia de Valencia se hace con un puesto en el órgano moderador de la Cámara Baja tras recibir el voto de los 52 diputados de su partido, cantidad suficiente para resultar elegido.

Gil Lázaro es un gran conocedor del funcionamiento institucional de las Cortes Generales, ya que desde el año 1982 ha venido desarrollando su carrera política como miembro del Congreso y del Senado desde las filas del PP, hasta que en 2018 decidió abandonar la bancada popular para incorporarse al proyecto político liderado por Santiago Abascal.

Tras conocerse los resultados de las pasadas elecciones generales del 10 de noviembre, Gil Lázaro afirmaba que los diputados cosechados por Vox eran "el principio de una gran obra al servicio de Valencia y de España".

Y valoraba el crecimiento exponencial de su formación en el Congreso de los Diputados, asegurando que la voluntad de los ciudadanos "que saben lo que somos: ni fachas, ni carcas, ni racistas, ni xenófobos" sino "españoles de bien" había quedado perfectamente plasmada en las urnas.

El azote del PSOE

Gil Lázaro se convirtió, en 2010, en el azote de Rubalcaba por el ‘caso Faisán’. Durante las sesiones de Control al Gobierno de dicho año, el entonces miembro del Partido Popular afeó al ministro del Interior -durante el segundo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero- que la comisaría General hubiese ocultado a los jueces, durante más de tres días, ‘el chivatazo’ a ETA una vez éste fue destapado.

Gil Lázaro calificó  de "insólita" la "dilación" de Interior para poner en conocimiento de la Justicia el chivatazo a los miembros de la banda terrorista que frustró la operación policial prevista contra la red de extorsión de ETA, ordenada por los tribunales.

El entonces diputado del PP preguntó a Rubalcaba, directamente, si él había ordenado silenciar la filtración y retrasar la comunicación al juez para notificarle el chivatazo y beneficiar a los etarras. Bajo la lupa de Gil Lázaro, también, el comisario general de información, Telesforo Rubio, al que, posteriormente el magistrado instructor apartó del caso y le vetó el acceso a cualquier tipo de información sobre el desarrollo de las investigaciones.

Sin ‘cordón sanitario’

Vox se asegura, con Gil Lázaro, un puesto en la Mesa del Congreso, como adelantó OKDIARIO. El miembro del partido liderado por Santiago Abascal será vicepresidente cuarto del órgano de la Cámara Baja, junto con Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (PSOE), Ana Pastor (PP) y Gloria Elizo (Podemos).

La composición de la Mesa ha sido una incógnita hasta el último minuto, debido al rechazo de la formación de Santiago Abascal a la propuesta del PP de repartir los puestos con Ciudadanos.

Los ‘populares’ ofrecieron este lunes a Vox negociar un acuerdo, según el cual el partido de Casado se comprometía a prestarle apoyos para poder tener un asiento en la Mesa a cambio de apoyar a Ciudadanos para que los ‘naranjas’ también tuvieran un puesto. Los de Abascal siempre han defendido que a ellos, con 52 diputados, les corresponderían dos puestos de manera natural.

Finalmente, los parlamentarios de Vox han optado por votarse a sí mismos. Una circunstancia que, habían avisado desde el PP, impedía "un acuerdo por España", al excluir de la Mesa a Ciudadanos.

Lo último en España

Últimas noticias