Investidura de Pedro Sánchez

Iglesias tira la toalla para ser ministro pero exige a Sánchez que su pareja Montero lo sea de Sanidad

De momento, Pedro Sánchez le ofrece a Podemos únicamente cargos de segundo rango. Ambos líderes tendrán que llegar a un acuerdo antes del 16 de julio, cuando previsiblemente se celebre el debate de investidura.

Pablo Iglesias mendiga ministerios a Pedro Sánchez. Y convencido ya de que él no formará parte del próximo Consejo de Ministros, ha puesto sobre la mesas los nombres de su pareja, Irene Montero, y de Pablo Echenique.

La última reunión entre el Presidente del Gobierno en funciones y el secretario general de Podemos no fue bien. Se vieron el lunes en La Moncloa para avanzar en la fórmula del Gobierno de cooperación, que aún nadie sabe exactamente en qué se traduce. Prueba de ello es que, mientras Sánchez planteaba ejes de actuación conjuntos, Iglesias le exigía cuatro ministerios. El líder de la formación morada tiene asumido ya que su nombre será vetado y propone a la portavoz parlamentaria y al ex secretario de Organización, además de dos independientes.

Los podemitas siguen empeñados en controlar ministerios sociales. Trabajo, Servicios Sociales e Igualdad, son tres de los departamentos que el Iglesias exige a Sánchez a cambio de su abstención para investirle de nuevo como jefe del Ejecutivo. El líder de Podemos ha propuesto a Irene Montero como ministra de Sanidad, según el Sanifax, el periódico digital más antiguo del sector.

Pero de momento, Sánchez se mueve más bien poco. Y, a falta de concretar que es un Gobierno de cooperación, el presidente del Gobierno en funciones imploró la posibilidad de incorporar miembros de Podemos en cargos de segundo rango, algo que no satisface a Iglesias. De momento por eso, se emplazaron a continuar hablando en los próximos días.

En el PSOE siguen defendiendo que el primer debate de investidura se celebre a mediados del mes de julio, el 16 y 17 de ese mes, tal como avanzó OKDIARIO, son las que ganan más enteros a día de hoy. Para entonces no está claro que el candidato a la investidur vaya a tener los apoyos necesarios para salir investido ni en primera ni en segunda vuelta, por lo que habría que ir a una nueva ronda de consultas con el Rey Felipe VI y un nuevo debate, que podría producirse ya en septiembre, a pocos días de aspirar el plazo para una repetición electoral.

Desde Ferraz continúan ejerciendo presión sobre el PP y Ciudadanos, responsabilizándolos de si finalmente tienen que apoyarse en los independentistas para lograr los votos suficientes que faciliten la investidura. En el cuartel general del PSOE aspiran a que, antes de una repetición electoral, Ciudadanos acabe absteniéndose si no lo hace ERC.

Las miradas estos días están puestas también en Navarra, donde todo apunta a que la socialista Maria Chivite se hará con el a Gobierno Foral, dificultando el apoyo de los dos diputados de Navarra Suma a Pedro Sánchez. Por contra, el PSOE se garantizaría los seis del PNV, ya que gobernarían conjuntamente en el Gobierno navarro.

Lo último en España

Últimas noticias