Investidura

Iglesias burla los estatutos de Podemos al preguntar a las bases antes de cerrar un pacto con Sánchez

Pablo Iglesias
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. (Foto: Efe)
  • S. Sanz y R. Tejero

Podemos consultó a las bases en Castilla-La Mancha en 2017 cuando ya había un acuerdo de gobierno con los socialistas

Teresa Rodríguez desafía a Iglesias: no votará la consulta sobre la investidura porque "es tendenciosa"

La dirección de Podemos ha burlado sus propios estatutos a la hora de convocar la consulta a la militancia sobre la posición del partido ante la sesión de investidura del candidato socialista y presidente en Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, la próxima semana.

A diferencia de lo que ocurrió, por ejemplo, en Castilla-La Mancha en 2015, donde Podemos consultó a las bases el acuerdo de gobierno ya cerrado entre la formación morada y los socialistas de Emiliano García-Page, ahora Iglesias ha recurrido a los afiliados pese a que no hay sobre la mesa ningún texto cerrado con el equipo de Pedro Sánchez.

Si bien los Estatutos de Podemos dejan la puerta abierta a que la dirección morada consulte a la militancia sobre "cualquier decisión de especial relevancia" (como ocurrió, por ejemplo, con la compra del casoplón de Iglesias y la portavoz parlamentaria, Irene Montero), el artículo 15 dice que compete a la Asamblea Ciudadana, es decir, a todos los inscritos, "aprobar o rechazar cualquier pacto o alianza preelectoral o postelectoral, de gobierno o de investidura, con otras fuerzas políticas, así como definir los criterios marco que afectarán a dichos pactos en niveles territoriales inferiores al estatal".

Sin embargo, el espíritu de esta norma ha sido quebrantado por Iglesias y los suyos al convocar la consulta sin que haya ningún acuerdo de gobierno o de investidura alcanzado de antemano.

Una vicepresidencia

En aquella consulta celebrada en julio de 2017, la pregunta formulada a las bases decía: "¿Crees que Podemos Castilla-La Mancha debería votar ‘Sí’ a los presupuestos si con un acuerdo de Gobierno se garantiza la puesta en marcha y el control de políticas propias como la Renta Garantizada o el Plan de Garantías Ciudadanas?". Para entonces, García-Page y el que era secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, ya tenían el acuerdo cerrado, por el que la formación morada tendría un consejero y un vicepresidente segundo en el Ejecutivo autonómico.

Tras el apretón de manos, el propio Iglesias reaccionó en redes sociales felicitándose por el acuerdo y remarcando que "ahora las bases decidirán".

En cambio, las fallidas negociaciones entre Sánchez e Iglesias en estas últimas semanas no han fructificado en ningún acuerdo programático, pacto de investidura o alianza de gobierno. Sin embargo, pese a ello, el líder de Podemos ha planteado a la bases una consulta con dos opciones. "¿Cómo deben votar los diputados y diputadas de Podemos en el debate de investidura para esta legislatura?”, es la pregunta de referencia.

La primera opción dice: "Para hacer presidente a Pedro Sánchez, es necesario llegar a un acuerdo integral de Gobierno de coalición (programático y equipos), sin vetos, donde las fuerzas de la coalición tengan una representación razonablemente proporcional a sus votos”. Mientras que la segunda opción señala: "Para hacer presidente a Pedro Sánchez (ya sea mediante el voto a favor o la abstención), basta con la propuesta del PSOE: un Gobierno diseñado únicamente por el PSOE, colaboración en niveles administrativos subordinados al Gobierno y acuerdo programático".

Desde el PSOE critican además que Iglesias haya obviado aquí la última oferta que les trasladó Sánchez: la entrada de perfiles técnicos de la órbita de Podemos en el Consejo de Ministros. Los socialistas también denuncian que el líder morado ha liquidado así cualquier negociación posible para esta investidura, ya que tratará de imponer a la otra parte el resultado de la consulta.

Lo último en España