Crisis del coronavirus

Un grupo de radicales de izquierda boicotea la cacerolada contra Sánchez en Alcorcón

Vídeo: Quique Falcón

Un grupo de 300 personas han irrumpido en la Plaza de Lisboa de Alcorcón (Madrid) para boicotear la cacerolada pacífica que cada día a las 21 horas, los ciudadanos de este municipio del sur de Madrid hacen sonar contra Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

En el momento que varias personas han arrancado la protesta con banderas de España al grito de “Gobierno dimisión”, un grupo de 300 personas han invadido la plaza en la que la protesta estaba teniendo lugar y han comenzado a gritar: “Madrid será la tumba del fascismo”.

Dada la agresividad con la que estaban quejándose, molestos porque un grupo de personas hiciera ruido con sus cacerolas, rápidamente varios agentes de la Policía Nacional se han desplegado por toda la plaza, acordonándola, para evitar que hubiera incidentes.

Los agentes policiales, acompañados de escudos y porras, han separado a los radicales pero no han impedido que siguieran gritando: “No queremos fascistas en Alcorcón” y “Sanidad pública”. Estas han sido algunas de las proclamas que han gritado durante al menos 20 minutos.

Los gritos del grupo de izquierda radical iban acompañados de insultos hacia los manifestantes pacíficos con la bandera de España: “Perros, guarros”, entre otros calificativos. OKDIARIO ha sido testigo de todos estos improperios, acompañados de escupitajos.

Ninguno de los participantes de izquierda radical guardaba la distancia de seguridad, obligatoria para prevenir el contagio del Covid-19 y muy pocos de ellos llevaban ni mascarilla ni guantes.

Alcorcón es uno de los municipios de Madrid que durante estos últimos días más gente ha aprovechado la hora del paseo para expresar su descontento con las políticas del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

A pesar de ser una ciudad dormitorio, donde gobierna el PSOE y reside gente de clase media, ésta junto a la protesta de Núñez de Balboa y la Plaza de Chamberí es una de las sonadas de los últimos días.

Lo último en España

Últimas noticias