Granados y la Fiscalía se enfrentan en la Audiencia por dos escopetas y un televisor de 7.000€

Granados vuelve a declarar en la Audiencia Nacional el 27 de febrero por la Púnica. Foto: FRANCISCO TOELEDO
Granados vuelve a declarar en la Audiencia Nacional el 27 de febrero por la Púnica. Foto: FRANCISCO TOELEDO

Francisco Granados y la Fiscalía Anticorrupción han protagonizado este martes numerosos momentos de tensión durante la declaración del exconsejero madrileño ante el titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón. Dos de estos enfrentamientos dialécticos entre ambas partes han versado sobre dos escopetas y un televisor de la trama Púnica.

Fuentes presentes en la comparecencia consultadas por OKDIARIO, aseguran que en esta segunda cita judicial el exdirigente del PP ha respondido a todas las preguntas formuladas por las representantes de la Fiscalía Anticorrupción. La vista se ha extendido durante más de 3 horas.

La tensión entre un "combativo" Granados y unas insistentes fiscales ha provocado incluso la intervención del magistrado García Castellón que ha llegado a afirmar durante la vista que algunas preguntas formuladas por el Ministerio Público no eran “pertinentes”. 

Uno de los momentos más tensos se producía cuando Anticorrupción preguntaba a Granados por dos escopetas de tiro adquiridas por el constructor Ramiro Cid, imputado en la trama corrupta, que habían sido localizadas al exdirigente popular.

Granados explicaba que él disponía de otras dos escopetas marca Ugartechea y que decidió permutarlas con las dos armas de Ramiro Cid de la marca Caesar Guerini porque las características técnicas se adaptaban mejor a su estilo.

Era entonces, cuando la Fiscalía le instaba a aclarar cómo era posible que sus armas estuvieran a nombre del constructor. Éste insistía en que ambos habían decidido cambiar sus escopetas y que posteriormente efectuaron arreglos en una armería para adaptarlas cada uno a sus características corporales.

Tras esta discusión, el surrealismo y la tensión continuaba a cuenta de un televisor valorado en unos 7.000 euros. La secretaria del denominado cerebro de la trama Púnica, David Marjaliza, había asegurado que dicho aparato fue entregado por unos grandes almacenes a Granados. Éste una vez más lo negaba y preguntaba en que parte del sumario figuraba el recibo de recogida firmado.

La Fiscalía aseguraba que en un atestado de la Guardia Civil se incluyó el albarán de entrega, y que no era necesario firmar la recogida. Granados contestaba que el recibo de recogida no existía porque no le habían entregado ningún televisor.

Los desencuentros entre Fiscalía y Granados han estado presentes durante toda la declaración que se ha  extendido durante más de 3 horas y que continuará el próximo 15 de marzo. Será la tercera cita judicial del exconsejero madrileño donde previsiblemente será preguntado de lleno por la financiación ilegal del Partido Popular.

David Marjaliza y su secretaria Ana María Ramírez (Foto: Efe).
David Marjaliza y su secretaria Ana María Ramírez (Foto: Efe).

Niega el cobro de comisiones

Tal y como avanzaba este diario, Granados ha intentado demostrar que no cobró mordidas a cambio de obras durante los dos años que estuvo al frente de la gestora del Suelo de la Comunidad de Madrid, Arpegio, y en el año que fue responsable de Mintra, empresa pública de la construcción de las Infraestructuras de la región que llevó a cabo las obras del metro.

El exdirigente del PP ha explicado el origen del dinero que guardaba en una cuenta en Suiza proveniente de su etapa como bróker en Bolsa y ha especificado que esa cantidad fue transferida a otra cuenta suiza por su gestor, sin que se hubieran producido ingresos posteriores. Además, ha negado haber participado en la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana de Valdemoro, así como estar vinculado con la adjudicación de un colegio.

También se ha referido a la organización de eventos para promocionar algunas de las obras. Granados ha asegurado al juez que a “Esperanza Aguirre le hacía ilusión que Isabel Pantoja cantara en una inauguración de metro”. El deseo de la expresidenta madrileña se materializó en 2007, cuando concluyó la construcción del metro al distrito madrileño de Villaverde y la tonadillera protagonizó la inauguración de la estación del suburbano.

Lo último en España

Últimas noticias