Elecciones Generales/ Los resultados

El gráfico de Génova que culpa a Vox: si la mitad de sus votos hubieran ido a Casado habría mayoría PP-C’s

Los datos que maneja la dirección del PP reflejan que hubiesen logrado la mayoría absoluta con la mitad del voto que ha ido para Vox. Los 'populares' insisten en la fragmentación para explicar el batacazo electoral.

El gráfico de Génova que culpa a Vox: si la mitad de sus votos hubieran ido a Casado habría mayoría PP-C’s
Los gráficos que esgrime el PP para medir el daño de Vox al conjunto del centroderecha

Un día después de la catástrofe, Génova se agarra a su vía de escape para tratar de justificar los malos resultados electorales. La fragmentación del centro-derecha, sostienen los ‘populares’, y, fundamentalmente, la irrupción de Vox.

Los datos internos que manejan en la dirección del PP revelan el ‘robo’ de votantes de esta formación con un ejemplo gráfico. Si el partido de Santiago Abascal no se hubiese presentado a las elecciones, el PP habría retenido los 137 escaños de Rajoy en las generales de 2016. Sería la fuerza más votada. El PSOE se quedaría con 104 diputados, 19 menos que ahora. Ciudadanos lograría 49 (8 menos) y Podemos, 31 (4 menos). El resto de formaciones sumarían 29. En resumen, un pacto de Casado y Rivera superaría con holgura la mayoría absoluta. 

Las estimaciones reflejan otros escenarios. Por ejemplo, qué pasaría si al menos la mitad del voto de Vox fuera para el PP. Pues, en ese caso, el PP lograría 120 escaños (54 más) y sería también el partido más votado en las elecciones. Los socialistas tendrían 110. Ciudadanos, 64. Podemos, 33. Y el partido de Santiago Abascal se quedaría con 4 diputados. De nuevo, los ‘populares’ gobernarían sin problema con el apoyo del partido naranja.

Todo son, claro está, hipotéticos planos para explicar una realidad muy cruda: los 66 diputados anotados este domingo son el peor resultado de la historia del PP. Al estreno de Pablo Casado le respondió en las urnas la pérdida de casi 4 millones de votos. Un hundimiento que sitúa a los ‘populares’ por debajo del suelo electoral de la Alianza Popular de Manuel Fraga en 1986, cuando logró 105 escaños y el 25,97% de los votos. Hasta ahora, la formación había registrado dos ciclos ascendentes con sendas mayorías absolutas logradas por José María Aznar (2000) y Mariano Rajoy (2011), a las que siguieron sendos batacazos electorales en el año 2004 (de 183 escaños se pasó a 148) y en 2015 (de 186 a 123 diputados).

Papeletas sin escaño

El PP atribuye el resultado a las papeletas sin escaño de Vox. El secretario general, Teodoro García-Egea, afirmó que, este martes, en el comité ejecutivo nacional -la reunión de los barones en la que no estará Alberto Núñez Feijóo por "temas de agenda"- harán "autocrítica". En cualquier caso, el liderazgo de Casado no está en cuestión. García-Egea destacó que el presidente "lleva nueve meses y no hay comparación con la situación anterior porque ahora existe una gran fragmentación política". Y añadió que "en 20 provincias el PP se ha quedado a muy poco de conseguir el último escaño por eso. Sánchez ha sabido leer esto y se ha apoyado en esa división. Nosotros no culpamos a nadie, simplemente hacemos un análisis", apostilló.

En Génova relativizan también el ascenso de Ciudadanos (a sólo 9 escaños) y destacan su intención de liderar la oposición porque "Casado es la única alternativa a un Gobierno de Sánchez". El objetivo ahora es "reilusionar" al ex votante que ha decidido "probar con otras opciones", mediante un proyecto "aglutinador y ganador", aún por diseñar.

"Canibalización"

También el ex presidente José María Aznar ha hecho este lunes su lectura de los resultados, que coincide con la versión de Génova.

En un comunicado de su fundación, FAES, Aznar critica la "absurda y suicida canibalización del centro-derecha español" que ha "allanado fatalmente el camino" para que Sánchez siga en el Gobierno.

En su opinión, esa "receta del fracaso" ha tirado por la borda "la visión estratégica" que  permitió en su día la articulación de una fuerza política como el PP "capaz de erigirse con éxito en la alternativa efectiva a la izquierda".

"Ni las opciones son intercambiables ni da igual votar a uno u otro, sencillamente porque la fragmentación no suma y no sumará. Si se persiste en esta situación, que nadie se engañe porque ocurrirá lo mismo", advierte.

En la nota, aunque sin mencionarlos, FAES carga contra Ciudadanos y Vox, a quienes reprocha que "no basta" con decir que se quiere desalojar a Sánchez de La Moncloa, porque hay que demostrarlo con hechos y estrategias. "Ayer (por el domingo) se hizo justamente lo contrario de lo que se necesitaba para conseguir ese objetivo", observa.

Frente a esta situación, considera que la "reconstitución" del centro-derecha es ahora "prioritaria". Una reconstrucción, dice, que "habrá de plantearse en términos exigentes, que recupere en los votantes de este gran espacio político la ambición de erigirse en mayoría efectiva, y que pueda apelar a un amplio rango generacional y a las clases medias heridas por la crisis y la desconfianza".

Lo último en España

Últimas noticias