Delcy Rodríguez

El Gobierno miente: la nº 2 de Maduro sí pisó suelo español según el Constitucional y la Justicia europea

Tanto el Tribunal Constitucional como los tribunales europeos avalan que las zonas de tránsito de los aeropuertos corresponden a soberanía del Estado

Ábalos dice que la nº 2 de Maduro cambió de avión en Barajas pero no pisó suelo español

Delcygate
José Luis Ábalos y Delcy Rodríguez.

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, pisó suelo español. Así puede considerarse a tenor de la propia doctrina del Tribunal Constitucional y de los tribunales europeos. El régimen de sanciones firmado por el Consejo de la UE en 2017 como castigo a la dictadura de Nicolás Maduro obligaba a España a impedir que la número dos de Chávez pusiera un pie en territorio europeo.

La presencia de Delcy Rodríguez durante varias horas en el aeropuerto de Madrid habría supuesto, por tanto, un incumplimiento de esa medida, que obliga a los países europeos a aplicar «las medidas necesarias para impedir que entren en su territorio o transiten por él» personas que tengan restringido el acceso a la Unión Europea. Es decir, una veintena de dirigentes venezolanos, entre ellos, Rodríguez.

Existe sin embargo abundante jurisprudencia que permitiría concluir que la vicepresidenta venezolana pisó territorio de soberanía española. Aunque el Gobierno ha excusado que Rodríguez permaneció en la zona de tránsito del aeropuerto, lo cierto es que la Justicia europea no avala esa explicación. En 1996, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos reconocía ya que estas zonas están sometidas a la soberanía del Estado, y Luxemburgo, en sentencia de 4 de mayo de 2017, resolvió en el mismo sentido. Los juristas también coinciden en que no existe un limbo sobre la soberanía y que ésta corresponde al Estado en cuestión.

Pese a las aparentes lagunas, la jurisprudencia europea se manifestó sobre este asunto, en 2017, en relación a un pasajero que transportaba dólares estadounidenses desde Cotonú (Benín) hasta Líbano (Beirut) por avión, haciendo escala en el aeropuerto de Roissy-Charles-de-Gaulle (Francia). Las autoridades francesas incautaron el dinero por incumplir su obligación de declarar los importes superiores a 10.000 euros en efectivo. El perjudicado presentó una demanda, considerando que no habría entrado en realidad en la Unión. Sin embargo, la sentencia concluyó que sí, amparando por tanto que los lugares de tránsito de los Estados miembro forman parte del territorio de la Unión.

El Tribunal Constitucional, por su parte, en auto de 1996, fue tajante: «No cabe deducir que la llamada «zona internacional» del aeropuerto, donde se encontraban los demandantes, no sea territorio español. Tanto el espacio aéreo como los aeropuertos están sometidos a la soberanía española».

«Menoscabar la democracia»

El Reglamento comunitario que recoge las sanciones al régimen de Maduro establece que las normas tendrán que aplicarse en todo el territorio de la Unión.

A Delcy Rodríguez se le aplicaron las sanciones por «menoscabar la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela, en particular mediante la usurpación de las competencias de la Asamblea Nacional y su utilización para atacar a la oposición e impedirle su participación en el proceso político», según resolvió el Consejo en junio de 2018.

Las normas dicen además claramente que las sanciones se aplicarán «en el territorio de la Unión, incluido su espacio aéreo» y también «a borde toda aeronave o buque que esté bajo la jurisdicción de un Estado miembro».

Rodríguez llegó en la medianoche del domingo a Madrid, en un avión privado en el que viajaba también el ministro venezolano de Turismo, Félix Plasencia, que acudía como jefe de la delegación del país a la Feria de Turismo (Fitur).

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, reconoció mantener una relación personal estrecha con Plasencia y aseguró que había acudido al aeropuerto a recibirle, pero limitó el contacto con Rodríguez a un «saludo» que, según dijo este domingo, duró unos 25 minutos.

Lo último en España

Últimas noticias