El Gobierno evita aclarar si declarará Madrid como zona catastrófica

Desde el Ejecutivo aseguran que están trabajando en la evaluación de los daños acontecidos por la nevada aunque rechazan, de momento, hablar de zona catastrófica.

María Jesús Montero acusa a la Comunidad de Madrid de estar "en la búsqueda constante de la confrontación" contra el Gobierno de Pedro Sánchez

El Gobierno estudia la concesión de ayudas para paliar los graves efectos de la borrasca Filomena, pero evitando valorar la declaración de zona catastrófica, como piden los vecinos y el Ayuntamiento de Madrid. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha avanzado que están «trabajando en la evaluación de daños», como paso previo a la cuantificación de ayudas que puedan recibir administraciones territoriales y municipales, así como empresas y ciudadanos, que hayan sufrido daños importantes por culpa de la borrasca Filomena.

Tanto Marlaska como la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, han rechazado referirse a la declaración de Madrid como zona catastrófica, después de que el alcalde de la capital, José Luís Martínez Almeida, anunciase hace unos días que estudiarían la solicitud de este estatus para facilitar la llegada de ayudas. Desde Moncloa aseguran que una vez tengan listo el informe de evaluación de daños aplicarán «la normativa correspondiente».

Ataques contra Ayuso y el PP

La portavoz del Gobierno, este martes, ha desenterrado la bronca política para pasar al ataque contra el gobierno regional liderado por Isabel Díaz Ayuso y el Partido Popular. Pese al intento durante el fin de semana de rebajar las tensiones por parte de José Luís Ábalos, Montero ha disparado contra Ayuso asegurando que «la búsqueda constante de la confrontación de la Comunidad de Madrid con el Gobierno no es útil para los ciudadanos».

La también ministra de Hacienda, que tendrá la última palabra en la concesión de ayudas, asegura que «la Comunidad de Madrid mira al Gobierno de España cuando no quiere dar explicaciones de su propia gestión». María Jesús Montero recomienda al Partido Popular revisar las encuestas sobre la percepción que tiene la ciudadanía de la política para que cambien su actitud «de confrontación» contra el el gabinete que preside Pedro Sánchez. La ministra defiende que tienen «que resolver los problemas de los ciudadanos y no polémicas estériles que nada aportan a la vida pública y sobre todo a la convivencia».

Moncloa defiende su gestión de la nevada

El Consejo de Ministros ha revisado un informe elaborado por el Ministerio del Interior sobre la respuesta a la nevada histórica de este fin de semana y que ha provocado el caos en distintas comunidades autónomas, pese a las previsiones con las que contaban las administraciones públicas. En el dispositivo han participado Interior, Transportes, Agenda Urbana y Movilidad, Defensa y varias organizaciones como la AEMET o la DGT.

Como en la primera comparecencia del gabinete de crisis, celebrada el pasado sábado, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha vuelto a defender la gestión de su gabinete en la crisis meteorológica provocada por la borrasca Filomena. Con una larga exposición de datos superfluos, el gobernante ha manifestado que «el Estado ha desplegado todos sus recursos, inmediatamente después del primer aviso de la AEMET el 5 de enero para garantizar la seguridad de todos los españoles».

La portavoz María Jesús Montero ha querido poner en valor que «los suministros están funcionando en este país, pese a que este tipo de fenómenos no son una costumbre anual». Con esta afirmación la titular de Hacienda ha querido justificar la subida del precio de la electricidad. Dice que «se trata de un tema coyuntural, con un pico concreto por el frío, pero no de la tendencia de la factura de la luz».

Illa dibuja un panorama «complicado»

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha vuelto a repetir que «viene un mes de enero muy complicado, con unas semanas muy duras». El también candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, que pese al panorama desolador que dibuja tiene previsto abandonar la nave en los próximos días por fines electorales, asegura que sabe «lo que hay que hacer». Illa pide otra vez el compromiso de la ciudadanía para evitar la expansión del virus a la vez que ha anunciado la llegada de la vacuna de Moderna a España, lo que hace que nuestro país ya cuente con dos vacunas distintas.

En la misma línea que la vicepresidenta primera Carmen Calvo, y en contra de lo que dijo anoche Grande-Marlaska, que no lo descartó, Salvador Illa ha alejado la posibilidad de permitir nuevos confinamientos domiciliarios. Varias comunidades autónomas lo han solicitado y Moncloa, hace unos días, estudió esta posibilidad aunque sin ganas de llegar a aplicarlo. El ministro de Sanidad, que dice estar «101% comprometido» con su labor y que no abandonará «hasta que empiece la campaña electoral» en enero o en abril, defiende que las medidas que están tomando las comunidades autónomas «son adecuadas» pese al gran aumento de casos.

Lo último en España

Últimas noticias