Crisis del coronavirus

El Gobierno admite que la unidad biológica de la Guardia Civil le alertó del peligro del virus en enero

Así lo revela el propio Ejecutivo en una respuesta parlamentaria a un grupo de diputados del PP

El Instituto Armado ya advirtió entonces de que era necesario comenzar a tomar medidas de prevención

Coronavirus: última hora en directo del Covid-19 y las fases de la desescalada

  • R. Tejero y S. Sanz

El Gobierno de Pedro Sánchez ha reconocido que la Guardia Civil, concretamente su unidad especializada en riesgos biológicos, entregó un informe en enero sobre los riesgos que podía provocar el coronavirus en España, tal y como informó OKDIARIO Del mismo tuvo plena constancia la Dirección General del Instituto Armado, que ostenta la socialista María Gámez.

El Partido Popular registró el pasado mes de abril una pregunta en la mesa del Congreso sobre el informe del que este medio tuvo conocimiento. Los diputados, Isabel Borrego, Ana Vázquez, Beatriz Fanjul, Carlos Rojas, Pablo Hispan, Pablo Montesinos, María Teresa Jiménez, Juan Miguel Mateo y Luis Santamaría, fueron los encargados de elaborar la petición que narraba lo siguiente: «En el mes de enero de 2020, la Unidad de Defensa NRBQ de la Guardia Civil puso de manifiesto en un informe la necesidad imperiosa de tomar decisiones para elaborar un protocolo de actuación frente al coronavirus. ¿Cuándo se elaboró dicho protocolo? ¿En que fechas y qué medidas se han llevado a cabo por parte de la Guardia Civil para la prevención y lucha contra el Covid19?», puede leerse en el escrito.

El Gobierno ha emitido una respuesta reconociendo que la unidad NRBQ «emitió un informe en el que se hacía un análisis sistematizado de la información disponible en aquel momento (23 de enero) sobre este nuevo tipo de virus». En el mismo, admite que se informó sobre «el origen e incidencia que presentaba en China, sus posibles síntomas y el periodo de incubación y tratamiento».

Además, el Ejecutivo asegura que «tres día después (el 27 de enero) de recibir el citado informe, desde la Dirección General de la Benemérita se remitió a todas sus unidades dependientes «un correo electrónico conteniendo información de interés sobre las medidas preventivas en relación al brote de coronavirus».

El Gobierno admite que la unidad biológica de la Guardia Civil le alertó del peligro del virus en enero
Respuesta del Gobierno

Por lo tanto, la unidad de la Guardia Civil especializada en riesgos biológicos advirtió ya en enero de que era necesario comenzar a tomar medidas de prevención frente al virus que, finalmente, se convertiría en pandemia.

En dicho informe, la Guardia Civil, que atraviesa un momento delicado tras las purgas del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, pusieron de manifiesto las necesidades del cuerpo, tales como el material de protección, y los conocimientos frente a la amenaza que, según valoraban, podría acabar afectando a España. Como así ocurrió.

Primer informe en enero

La unidad de la Guardia Civil especializada en riesgos biológicos elaboró un informe el 23 de enero en el que advertía que era necesario comenzar a tomar medidas de prevención frente al coronavirus. Así constaba en ese documento que elevaron tras conocer el avance de la pandemia en China, desvelado por OKDIARIO el pasado 29 de marzo.

Esta unidad puso de manifiesto en enero las dificultades que podrían provocarse a raíz del brote de coronavirus. Lo hizo tras analizar la información técnica que procedía de China y tras comprobar el alcance de las drásticas medidas que se estaban tomando en el país asiático.

Aduanas, foco de interés

En aquel informe, por el que el Partido Popular ha preguntado en el Congreso y ha obligado a responder al Gobierno, técnicos de la unidad pusieron en conocimiento del Estado Mayor de la Guardia Civil la necesidad imperiosa de tomar decisiones inmediatas para poder elaborar un protocolo de actuación frente al virus. Una ‘hoja de ruta’ para que los agentes de todo el Cuerpo policial pudiesen estar bien pertrechados de material y de conocimientos frente a la amenaza que, según valoraban, podría acabar afectando a España. Como así ocurrió.

Ese informe hacía especial hincapié en lo referente a zonas aduaneras, áreas de contacto directo con viajeros procedentes de otros países. En aquel momento el Estado Mayor no consideró oportuno tomar medidas especiales de protección. En aquellos días se confirmaba la primera muerte en Wuhan (China).

Sin embargo, pese a conocer esta y otras muchas alertas que se han ido conociendo en las últimas semanas, la decisión de comenzar a tomar medidas no se tomó hasta el mes de febrero. Fue entonces cuando se elaboraron los protocolos de protección para los agentes de la Guardia Civil. Además, su aplicación no tuvo efectividad hasta la proclamación del estado de alarma, cuando se comenzó a repartir el material necesario para ello.

La pieza del 8-M

Se da la circunstancia de que es el Instituto Armado quien está realizando la investigación de la pieza principal que instruye la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, sobre la manifestación del 8-M que fue permitida por el delegado del Gobierno, el socialista José Manuel Franco, pese a que el virus ya estaba desbocado en la región.

Precisamente, Franco, que ha sido imputado por Rodríguez-Medel por un presunto delito de prevaricación, tendrá que declarar este viernes 5 de junio ante la instructora. Ese mismo día deberán testificar también el secretario general de la Delegación del Gobierno en la capital, Fernando Talavera Esteso, el jefe del gabinete del delegado, Luis María Sanz Moríñigo, y el director de la Unidad de Seguridad Ciudadana, José Luis Correas Díaz.

 

Lo último en España

Últimas noticias