Gabilondo miente: el PSOE presentó en febrero una subida de 3.600 millones en impuestos que ahora niega

Ángel Gabilondo
Ángel Gabilondo. (Foto. EP)

El candidato socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, comienza la carrera electoral de cara al 4M con una mentira. Una que afecta al poder adquisitivo de todos los madrileños. El plan del PSOE, si consigue gobernar Gabilondo la Comunidad de Madrid, pasa por aplicar una brutal subida de impuestos «en el corto y el medio plazo», tal y como recoge el documento que hoy publica OKDIARIO y que fue registrado en la Asamblea de Madrid el pasado 12 de febrero a las 12:16 horas.

El resultado de este plan, que cuenta ya con el apoyo de Más Madrid supone una subida de 3.600 millones de euros para los contribuyentes, como ha publicado este diario. Pese a ello, Ángel Gabilondo aseguraba que «en estos dos años no hay que tocar la fiscalidad», justo lo contrario de lo que ha firmado en el documento registrado en la Asamblea madrileña hace poco más de un mes. El cambio de versión coincide justo con el inicio de la campaña electoral y la necesidad de captar voto.

El candidato del PSOE en la Comunidad de Madrid afirmaba este lunes que «creo que con sinceridad, en esta coyuntura, en estos dos años no hay que tocar la fiscalidad. La gente está en situaciones muy difíciles y Madrid tiene recursos e ingresos para hacer políticas públicas y sociales y ayudar a Pymes y autónomos».

Gabilondo salía, de esta manera, al paso del plan de los socialistas desvelado por OKDIARIO para aplicar una radical subida de impuestos a los madrileños.

El documento que hoy publica este diario está fechado el pasado 12 de febrero de 2021 y registrado en la Asamblea madrileña a las 12:16 de la mañana. La firma que muestra es personalmente la de Ángel Gabilondo Pujol. Y recoge sin matices su plan de elevar los impuestos de la Renta, Patrimonio, Sucesiones, Donaciones, Transmisiones Patrimoniales y hasta Impuestos sobre el Juego, como se puede comprobar en el documento.

El texto de las enmiendas depositadas por el PSOE madrileño señalan que «los impuestos en el marco de un sistema tributario suficiente y justo suponen la herramienta necesaria para financiar nuestro estado de bienestar y contribuir a la redistribución de renta y riqueza, así como la protección del medio ambiente». Por ello, según Gabilondo, «los impuestos deben aplicarse atendiendo a los principios de igualdad, generalidad y progresividad, de forma que todos contribuyan de acuerdo con su capacidad económica» y «se debe asegurar el principio de igualdad efectiva de hombres y mujeres en el diseño y aplicación de la política fiscal».

Según el candidato socialista, «el sistema tributario debería ser un instrumento corrector de las desigualdades y no parece que el actual sistema sirva para eso, es imprescindible por tanto una reforma en la fiscalidad en nuestra comunidad, para que tengamos unos impuestos más justos y suficientes» y «una reforma que tiene que ser más progresiva, para que contribuyan más aquellos que tienen más, garantizando la transferencia de rentas que constituyen la base de la solidaridad y la justicia».

Plazos para la reforma

El propio Gabilondo definió incluso los plazos de la reforma: «Por ello es preciso actuar, tanto en el corto como en el medio plazo, con el objetivo de reformar nuestro sistema fiscal con un único objetivo: garantizar la pervivencia y la solidez de nuestro sector público y, especialmente, fortalecer nuestro gasto público social».

De esta forma, el plan del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid tendría, en caso de salir adelante, un coste de 1.275,3 millones de euros, y afectaría, no sólo al IRPF, sino a otra serie de impuestos como Patrimonio, Sucesiones y Donaciones o Transmisiones Patrimoniales, entre otros. Se trata, más que de una enmienda a la proposición de Ley, de una enmienda a la totalidad a la legislación sobre tributos cedidos a las comunidades autónomas.

Ángel Gabilondo
Enmienda fiscal del tramo autonómico de IRPF del PSOE madrileño.

Por otra parte, las ocho enmiendas parciales presentadas por el Grupo Parlamentario de Más Madrid en la Asamblea de Madrid tendrían un coste para el bolsillo de los contribuyentes madrileños que podría alcanzar los 2.327,37 millones de euros, y tienen que ver con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y sobre el Patrimonio.

La enmienda del PSOE recoge, en relación al IRPF, la creación de un tramo superior en la escala autonómica aplicable a la base liquidable general. El texto de Gabilondo exigía la adición de un tramo superior en la escala autonómica aplicable a las bases liquidables superiores a 78.907,20 euros incrementando también el gravamen marginal máximo que pasaría del actual 21% al 22,5%.

150.000 madrileños afectados

De acuerdo con los datos de Hacienda, la elevación de la tarifa autonómica podría afectar a casi 150.000 contribuyentes madrileños. Dicha elevación supondría un impacto recaudatorio de 160 millones de euros.
Los socialistas también quieren limitar la deducción por cuidado de ascendientes, recortar la deducción por el pago de intereses de préstamos a estudios de Grado, Máster y Doctorado, y rebajar la deducción el pago de intereses de préstamos para la adquisición de vivienda por jóvenes menores de treinta años.

En relación con el Impuesto sobre el Patrimonio, el PSOE de Ángel Gabilondo pretende reducir la actual bonificación autonómica aplicable a todos los contribuyentes residentes en la Comunidad de Madrid, desde el 100% al 50%. Esta reducción de la bonificación supondría un incremento de las cuotas a ingresar por los contribuyentes residentes en la Comunidad de Madrid de 452,5 millones de euros.

No obstante, debido a la regulación de la bonificación en la actualidad, en estos momentos, sólo resultan obligados a declarar por el impuesto los contribuyentes que tienen bienes y derechos cuyo valor acumulado es superior a dos millones de euros. Al reducir la bonificación también pasarían a estar obligados a pagar el tributo aquellos contribuyentes que tengan un patrimonio neto superior al mínimo exento (700.000 euros). Por ello, la reducción de la bonificación podría suponer un incremento de las cuotas a ingresar de unos 500 millones de euros.

Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

En relación con el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, Ángel Gabilondo propone sustituir las actuales bonificaciones por parentesco en adquisiciones mortis causa (del 99% para los parientes de los grupos I y II de parentesco, del 15% para hermanos y del 10% para tíos y sobrinos), por una bonificación inversamente proporcional a la base imponible (similar al sistema aprobado por otras comunidades autónomas como Cataluña, Canarias o La Rioja) que resultaría aplicable a todos los contribuyentes y que dependiendo del grupo de parentesco y de la base imponible del contribuyente. El impacto global supondría un incremento en la tributación de 417 millones. También propone sustituir las actuales bonificaciones por parentesco en adquisiciones inter vivos, con un impacto global en la tributación de 164,3 millones de subida fiscal.

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y los tributos sobre el juego también estarían entre las subidas. Y las enmiendas de Más Madrid, igualmente buscan subidas en el IRPF y Patrimonio. Justo en la misma línea y diseñadas de forma complementaria.

Lo último en España

Últimas noticias