UNA POLÉMICA CAMPAÑA DEL INSTITUTO 25-M

La fundación de Podemos pide la "disolución" de la RAE por machista con un vídeo de estética etarra

La fundación de Podemos, Instituto 25-M  ha lanzado una controvertida campaña con la que pide la “disolución” de la Real Academia de la Lengua (RAE) por “machista”. Y lo hace para llamar la atención con una escenografía de muy mal gusto, imitando la estética de los comunicados de la banda terrorista ETA.

El Instituto 25-M Democracia ha remitido a los inscritos en el partido morado un correo eléctrico con el título “Comunicado urgente” en el que anuncia que el “colectivo de mujeres” llamado ‘Entraremos’ -una entidad ficticia- demanda el cierre de la RAE . Una iniciativa que, según el texto, secunda la fundación vinculada a Podemos.

En concreto, ‘Entraremos’ exige “la disolución inmediata de la RAE, la entrega incondicional de las letras y que pidan perdón a las víctimas de la institución por perpetuar el uso machista de la lengua durante sus 300 años de historia".

El correo dice que “las integrantes de la banda –lectoras, escritoras y mujeres que no se callan– amenazan con tomar a la fuerza las butacas que les corresponden si los académicos se resisten”. Estas afirmaciones van acompañadas de un vídeo en el que aparecen tres mujeres encapuchadas al modo de los terroristas de ETA, una con un pasamontañas negro, otra con uno rosa y una tercera con una máscara de la lucha libre mexicana. "Si es necesario, lo haremos con vuestras propias armas: hablando más alto, ocupando más columnas, interrumpiendo vuestras conversaciones, ignorando vuestras opiniones, explicándoos el contenido de vuestros propios libros", señalan en el vídeo que han difundido.

Según el Instituto 25-M, los motivos de sus demandas son, entre otros, “la invisibilización de las autoras en las enciclopedias y los libros de texto, la abrumadora falta de paridad de una institución que ‘regula’ nuestra forma de contar el mundo y las insoportables columnas ‘cipotudas’ de los domingos”.

El colectivo ficticio pone en valor la obra de tres autora que, subraya, “nunca fueron aceptadas en la Academia: Gertrudis Gómez de Avellaneda, Emilia Pardo Bazán y María Moliner”. “Fue en abril cuando Pardo Bazán fue rechazada por tercera y última vez por la RAE (1912) y cuando Moliner publicó su ‘Diccionario del uso del español’ (1966)”, señala el texto.
La nota acaba indicando que “el Instituto 25 de Mayo para la Democracia (I25M), que secunda las exigencias de la organización, ha tenido acceso al comunicado en exclusiva”. Tras su lanzamiento en las redes sociales, el edil Guillermo Zapata (Ahora Madrid), exconcejal de Cultura del Ayuntamiento de Madrid -dimitió por unos polémicos tuits en los que bromeaba sobre el Holocausto y sobre ETA- ha sido uno de los primeros políticos en hacerse eco de esta campaña.

La fundación de Podemos pide la

25-M en entredicho

Podemos utilizó su fundación Instituto 25M para gastos electorales en el año 2016. La Ley Orgánica de Financiación de los Partidos establece que todo gasto en campaña se tiene que cursar a través de una cuenta corriente fiscalizada por el Tribunal de Cuentas.

Esta fundación que se financia a través de las donaciones de los sueldos de los cargos públicos, gastó parte de su presupuesto en dinero en ron, vodka, cerveza y otras bebidas alcohólicas destinadas a casetas en las fiestas y mítines de Podemos.

Lo último en España