CASO 'PEQUEÑO NICOLÁS'

El fiscal avisa al juez del ‘caso Nicolás’ y a Martín Blas que es ilegal investigar a la carta

Pequeño Nicolás
Francisco Nicolás. (Foto: EFE)

El fiscal Alfonso San Román ha enviado un escrito al juez de Instrucción nº2 de Madrid, Arturo Zamarriego, en el que argumenta que la pieza separada del caso conocido como ‘Operación Nicolay’ acumula todo tipo de investigaciones que no tienen nada que ver con la causa principal. Por ello, insta al juez instructor a centrar las actuaciones en los hechos que tienen que ver con la pieza principal y asegura que, "de no atenderse la petición" de la Fiscalía, "podría producirse la nulidad de las actuaciones" llevadas a cabo hasta el momento.

La ‘operación Nicolay’ investiga la “grabación ilegal” que se realizó de una reunión secreta el 20 de octubre de 2014 entre el comisario Marcelino Martín Blas, otro inspector de Asuntos Internos y dos agentes del CNI. Los cuatro se reunieron para hablar del caso del ‘pequeño Nicolás’ y, según la grabación del encuentro, los allí presentes hablaron de “fabricación de pruebas falsas” contra el joven Francisco Nicolás.

A partir de este sumario se han abierto piezas separadas por parte del juez instructor a petición del comisario Martín Blas, como miembro de la Comisión Judicial de la Policía Nacional. Un ejemplo fue el informe fechado el pasado 20 de mayo, al que tuvo acceso OKDIARIO, en el que el ex comisario de Asuntos Internos Martín Blas pedía la imputación de un total de 14 personas, entre policías y periodistas. Su escrito incluía a Eduardo Inda, al nº2 de la Policía hasta el mes pasado, Eugenio Pino y al comisario, Enrique García Castaño. Además reclamaba la detención del comisario José Villarejo, de su esposa, Gemma Alcalá, y del periodista Carlos Mier.

El fiscal ha recordado al juez que ya ha advertido en varios informes de que se está produciendo una "extralimitación en la investigación" de la denominada Pieza II del ‘caso Nicolay’. El propio Ministerio Fiscal, como recuerda el escrito, fue el encargado de pedir al magistrado que disolviera la comisión judicial formada por el propio Martín Blas y el inspector Rubén López –que debían investigar quién hizo y filtró la grabación- puesto que ambos fueron perjudicados por ser dos de los agentes que aparecían en la cinta y, por tanto, no estaba asegurada la imparcialidad de ambos en la investigación del delito.

En su escrito, la Fiscalía pone como ejemplo de la extralimitación en las investigaciones un informe de 50 folios denominado ‘La protección de la D. A. O. al comisario Villarejo’ y que, recuerda, describe todo tipo de hechos "como el cese del comisario Sr. Barrado, que nada tiene que ver con la investigación" y asegura que si se observan hechos delictivos en cualquiera de las investigaciones deberán remitirse al juzgado correspondiente, sin que entorpezca la labor de instrucción del ‘caso Nicolay’.

Dado que el propio fiscal conoce, a través del testimonio de diferentes testigos, la posible relación de enemistad entre Villarejo y Martín Blas, quiere dejar claro que este tipo de investigaciones, informes y comprobaciones no tienen sentido "salvo que se pretenda que la investigación se dirige contra determinadas personas y no sobre hechos concretos, lo que no está permitido en nuestro ordenamiento jurídico".

San Román endurece el tono con el magistrado al finalizar su escrito asegurando que "lo que no es procesalmente admisible es que una pieza separada, con un objeto muy concreto, relacionado con la causa principal, acoja todo tipo de investigaciones de hechos ajenos a las actuaciones principales".

Lo último en España

Últimas noticias