Valle de los Caídos

Los expertos de ZP alertaron de riesgos de derrumbe en la Basílica si se exhuma a Franco

Los expertos de ZP alertaron de riesgos de derrumbe en la Basílica si se exhuma a Franco
Franco ZP

El informe de expertos encargado, en 2011, por José Luis Rodríguez Zapatero para la exhumación de los restos de Franco de su ubicación actual, ya advertía del notable deterioro de la Basílica, donde reposan los restos del dictador.

El informe de la Comisión de Expertos para el futuro del Valle de los Caídos, elaborado en noviembre de 2011, por encargo del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, ya advertía del notable deterioro de la Basílica del Valle de los Caídos, donde actualmente reposan los restos del dictador. La evaluación técnica coincide con el documento pericial elaborado, a petición de la familia, por los arquitectos superiores José Ismael de la Barba Palacio y Enrique Porto Rey, en el que ambos avisan de los riesgos de seguridad en las instalaciones y para los operarios en las labores necesarias para la exhumación.

En el informe emitido por la comisión de expertos -tras examinar detalladamente el lugar– se concluía cómo se había "podido constatar que el conjunto monumental se encuentra, después de más de cincuenta años, en una situación de deterioro notable dadas sus características constructivas, las duras condiciones climáticas y la falta de una inversión suficiente en su conservación".

La tumba de Franco se encuentra en un lugar preeminente de la Basílica, propiedad de la Iglesia y bajo gestión de la Abadía. Un espacio "inviolable por parte de la autoridad estatal" según los Acuerdos con la Santa Sede de 1979, con rango de Tratado Internacional y jerarquía supralegal. Se ubica en el crucero, cerrada con una losa de granito de dos toneladas de peso, y unas dimensiones considerables de 226 centímetros de largo y 119 de ancho, con 20 centímetros de espesor.

Filtraciones de agua

"En el caso de la Basílica, el problema fundamental son las filtraciones de agua, que desde el inicio de las obras afectan a la estética de la misma y a las condiciones de elevada humedad que provocan el avance de la degradación constructiva", se puede leer en el documento, en el que se señala la necesidad de acometer "una actuación para acondicionar el drenaje y recogida de aguas".

"En todo caso, calificada la Basílica como ‘lugar de culto’, es la Iglesia, como fija la normativa vigente, la que tiene las competencias legales en su interior. Cualquier actuación al respecto -obras en su interior, inhumaciones, exhumaciones o traslados- deberá contar con la actuación expresa de la Iglesia", se reconocía también.

Desprendimientos de piedras

El informe abunda, más adelante, en el paupérrimo estado del espacio. Así, señalaba la comisión -presidida por el ex ministro socialista Virgilio Zapatero– que, además de las filtraciones de agua en la Basílica, el "mayor problema es el deterioro constante y grave observado en el estado de los grupos escultóricos", citando, por ejemplo, los de la Piedad, Evangelistas y Virtudes, "labrados en un material -piedra caliza de Calatorao- fácil de trabajar y que se presumía dura y resistente a los fuertes cambios meteorológicos del lugar. No ha sido así", avisan.

Los expertos alertaban así de "desprendimientos de piedra de considerables dimensiones" que "han generado problemas de seguridad para los visitantes". Problemas que, incluso, "obligaron a un cierre temporal de la Basílica". La comisión se remitía también a un informe de Patrimonio Nacional que concluía que "la situación de los grupos escultóricos sigue empeorando, deshaciéndose paulatinamente".

Como los arquitectos

De la precaria situación de la Basílica se advertía también en el informe aportado semanas atrás por la Fundación Nacional Francisco Franco al expediente instruido por el Gobierno para la exhumación. En dicho documento se destaca que las obras son "ilegales" por "atentar frontalmente" contra la protección del edificio.

El informe de los arquitectos José Ismael de la Barba Palacio y Enrique Porto Rey, señala que la memoria de la Dirección de Inmuebles y Medio Natural de Patrimonio Nacional para la exhumación pretende hacer pasar "obras mayores" como menores, incumpliendo las Normas Subsidiarias de San Lorenzo del Escorial (Madrid). Dado que el recinto tiene el grado de protección integral global, lo que prohibe, de acuerdo con la propia normativa municipal vigente, la ejecución de labores más allá del "mantenimiento, consolidación y recuperación".

El dossier de Patrimonio contempla la ejecución de un forjado transitable por los visitantes al templo, lo que supone una modificación estructural del espacio, ya muy deteriorado

"Si se tratase exclusivamente de retirar la losa de la sepultura y volverla a colocar no se producirían alteraciones arquitectónicas ni urbanísticas. Pero las obras no se limitan a ello. Plantea retrotraer el espacio al estado anterior a 1975, para lo cual es necesario la ejecución de una nueva estructura que trasmita las nuevas cargas al terreno y que permita colocar ese nuevo solado", añaden ambos arquitectos.

Pero, sobre todo, los arquitectos alertan de que las obras proyectadas por el Gobierno "afectan de manera muy importante sobre la seguridad de personas y bienes", no conteniendo la memoria técnica realizada por Patrimonio Nacional -fechada el pasado 14 de noviembre y firmada por el director de Inmuebles y Medio Natural, Víctor Cageao– detalles precisos sobre su ejecución.

"Este forjado será transitable y en algún caso puede ser ocupado por imágenes o aglomeraciones de personas, y no sabemos qué peso es capaz de soportar, ni qué cargas trasmite al terreno, ni qué coeficiente de seguridad se ha utilizado. Por ello se puede generar grave riesgo para la seguridad e integridad física de las personas, operarios, vigilantes, monjes, visitantes, etc.", sostienen estos expertos.

Aspecto este último que ha tenido muy en cuenta el titular del juzgado de lo contencioso-administrativo nº 3 de Madrid para paralizar provisionalmente la autorización municipal emitida por el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial de cara a la exhumación.

El argumento del juez

El argumento de la seguridad, remitiéndose a ese informe, es el que esgrime también el juez que, este martes, ordenó suspender cautelarísimamente el informe del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial por el que se autorizaba la exhumación del dictador Franco, como avanzó en exclusiva OKDIARIO. 

El magistrado se ampara en el informe pericial de estos arquitectos, que consideran, destaca, que "falta un riguroso análisis de la seguridad, estabilidad e instalaciones subterráneas que pudieran existir bajo la sepultura de Francisco Franco".

"El movimiento de la losa de piedra, que hay que recordar que es de 2.000 kgs. de peso aproximadamente, puede desestabilizar el conjunto, al menos en la autorizada opinión de dos profesionales en la materia”, prosigue el Auto.

Por ello, determina, “no tiene sentido lógico ni jurídico alguno que una obra, cuya urgencia, como ya se ha dicho en el fundamento 5o, es al menos discutible, pueda atentar contra uno de los pilares del Estado social y democrático de Derecho en que se constituye España, según el artículo 1o de la misma Constitución, esto es, poner en peligro la vida humana, y por tanto, mientras existan dudas acerca de las condiciones de seguridad, dentro de lo racionalmente posible, de la obra que se proyecta, procede la suspensión cautelar urgente de la misma”. 

Lo último en España