Esta es la casa de pueblo en la que la segunda secuestraniños podemita mantenía escondida a su hija

Patricia González, que ha tenido secuestrada a su hija de diez años durante un año y medio tras una denuncia falsa de abusos sexuales a su ex marido, retenía a la menor en una casa ubicada en La Cabrera, al norte de Madrid, sin escolarizar y sin tener contacto con el exterior.

Patricia González es la nueva secuestraniños podemita. Ella también secuestró a su hija –de diez años–, razón por la que ha sido detenida y llevada a prisión –como ha adelantado OKDIARIO–. González, que asesoraba a Podemos en materia de protección a la infancia, al igual que María Sevilla, mantuvo a la menor oculta a la Policía Nacional y a las autoridades judiciales en esta casa de pueblo.

Se trata de una vivienda alquilada y ubicada en una zona lo suficientemente alejada de Madrid como para evitar el cruce con personas que la pudieran identificar. El nombre de la localidad: La Cabrera, al norte de la Comunidad de Madrid, está muy cerca de Buitrago de Lozoya y se sitúa 56 kilómetros de la capital de España.

No se trataba de una buena casa, pero tampoco de la peor de ellas. Era simplemente una casa de pueblo como tantas. Se trataba de una vivienda alquilada que tenía leña y butano, no contaba con calefacción de otro estilo. Y es una casa de tantas porque lo que buscaba la madre era precisamente pasar desapercibida. Pero, eso sí, era una de tantas en una localidad de monte que tenía poca población y poco movimiento de ciudadanos.

La Cabrera es un municipio madrileño metido en pleno monte, de hecho, la casa se encuentra a escasos cincuenta metros del monte puro. El municipio está, además, en la comarca de la Sierra Norte de Madrid y posee una gran ventaja: es complicado que alguien pueda identificar al forastero porque cuenta con una reducida población de unos 2.500 habitantes y una densidad de población de 108,13 habitantes/km².

La hija, de diez años de edad, ha estado año y medio sin la más mínima escolarización, pero mucho más tiempo con absentismo escolar forzado por las prácticas de la madre. Ésta es una de las asesoras de Podemos que ayudó, desde su posición en la Asociación Infancia Libre, a la actual candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid por Podemos, Isabel Serra, en su particular cruzada contra los padres que pelean por mantener la custodia de sus hijos tras ser denunciados falsamente por abusos sexuales a sus propios hijos.

González, de hecho, logró escapar y esconderse secuestrando a su hija tras denunciar también falsamente a su pareja de abusos sexuales a su propia hija. La casa contaba con una verja y con barrotes en las ventanas, poseía un portón para la finca que permitía controlar las entradas y salidas, así como mantener una distancia de seguridad frente a los curiosos.

Sin embargo, la obsesión por esconderse no había llevado a González a imitar al cien por cien la conducta de su amiga y compañera de batallas podemitas y de secuestro de hijos, Maria Sevilla. La primera asesora de Podemos había cerrado todo el perímetro visual de la finca con lonas negras, pero González no llegó a tal punto, fue más descuidada y la Policía Judicial ha podido contar con el contacto visual para certificar la ubicación de la niña.

Sin embargo, pese a ello, el escapismo de la asesora de la candidata Serra -que pide el voto para la Comunidad de Madrid este 26-M-, le ha permitido estar ilocalizable desde febrero de 2017. Todo un tormento para el padre que recuerda con nostalgia que cuenta con una resolución judicial que acredita la falsedad de las acusaciones de abusos sexuales. Y, pese a ello, ha tenido que soportar una larga espera para recuperar a su hija.

Lo último en España