Crisis del coronavirus

El equipo de Simón infló en 11.000 los contagios en Madrid coincidiendo con la guerra de datos Illa-Ayuso

(Vídeo: OKDIARIO)

Los días que precedieron a la declaración del estado de alarma y al confinamiento de la capital de Madrid, así como de otros 8 municipios del sur de la Comunidad, estuvieron marcados por la ‘guerra de cifras’ entre el Ministerio de Sanidad y el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Mientras Madrid alegaba que no era necesario confinar en base a la mejora sustancial de sus cifras de contagios y hospitalizaciones, Sanidad los ponía en duda y lo achacaba a «retrasos en la notificación». En medio de esa batalla, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, el organismo que dirige Fernando Simón y elabora las estadísticas diarias de casos, sumó más de 11.000 casos a la cuenta de Madrid para reforzar la idea de que el cierre era necesario. El Ministerio rectificó sólo 24 horas después y el exceso desapareció.

Así lo explican fuentes extraoficiales del Ministerio de Sanidad: «Los datos que da todos los días el Ministerio los recopila, elabora y certifica el CCAES». Es decir, es el equipo de epidemiólogos que trabaja para Fernando Simón quien, a diario, acredita que lo que publica el ministerio todas las tardes de lunes a viernes es la situación «real» de la pandemia.

El pasado 6 de octubre, los registros de Sanidad ofrecieron un dato sorprendente: la incidencia acumulada de Madrid, uno de los tres criterios señalados para dictar confinamientos, se disparó en sólo 24 horas desde los 586 casos por cada 100.000 habitantes hasta los 710. Los casos acumulados en esas dos semanas pasaban de los 39.090 hasta los 47.329. 

coronavirus
Número de contagios consolidados por Madrid.

Según pudo consultar OKDIARIO ese día en fuentes del Gobierno regional y de la Consejería de Sanidad, en la Comunidad de Madrid nadie entendía de dónde salían esos cálculos. No figuraban en ninguno de los documentos internos que Madrid le notifica a diario al CCAES y a Sanidad para que elaboren sus estadísticas.  Esa misma mañana, el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, advertía públicamente que no sabía «de dónde sale ese dato».

11.000 casos «de la nada»

Ahora, con los últimos datos confirmados por Madrid, la Comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso sabe que el CCAES sumó «de la nada» 11.000 contagios en sólo 24 horas. Esa es la diferencia entre los más de 47.000 casos que informó ese martes día 6 y los reflejan los datos ya consolidados de la Comunidad: 36.280.

El dato sirvió para agitar mediáticamente la ‘guerra de datos’ entre Sanidad y Madrid, sembrando las dudas sobre la autenticidad de lo comunicado por la región en un momento crítico: justo cuando se esperaba un dictamen del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Sólo 24 horas después de que Sanidad ofreciese ese dato disparado de contagios, y ante el revuelo por la diferencia entre las dos cifras, el departamento de Illa daba marcha atrás: desaparecían así 8.000 casos, dejando la cifra acumulada en 39.300 de nuevo y devolviendo a Madrid a una incidencia de 591, en la línea de lo comunicado por el Gobierno regional. El Ministerio alegó que había dado una cifra no actualizada por Madrid -que calcula tres veces al día el dato-. Pero fuentes de la Comunidad lo niegan, advirtiendo que la pasada semana el dato en ningún momento se situó en esos 710.

Madrid, confinado sine die

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado este martes que no tiene ninguna intención de levantar el estado de alarma y desconfinar Madrid a pesar de que ya no se cumplen los criterios que llevaron a su confinamiento: ya está por debajo de los 500 casos por cada 100.000 habitantes. Illa ha marcado ahora el umbral de los 100 casos como meta a alcanzar antes de abrir la capital. Un límite que, a día de hoy, no cumple ninguna ciudad de España.

El primer límite marcado por Sanidad para Madrid fueron 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. Más tarde se bajó a 500, con los que Madrid quedó confinada el pasado viernes con un estado de alarma improvisado después de que la Justicia tumbase las medidas del Gobierno. Ahora, Sin llegar a fijar un umbral concreto a partir del cual Madrid pueda recuperar la normalidad, Illa ha asegurado este martes que el objetivo deseable es que se alcancen los 100 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días.

El umbral líquido que aplica el Ejecutivo socialista a Madrid va adaptándose así, día a día, a los datos que ofrece la Comunidad: cada mejora de datos se responde planteando dudas sobre su autenticidad por parte del Gobierno central y con nuevas redefiniciones de los objetivos del confinamiento. La línea de meta se atrasa conforme Madrid se va acercando a una meta que cambiante.

Mientras, Madrid suma ya tres semanas de descenso estable en contagios y presión hospitalaria. La incidencia acumulada, que representa el riesgo de contraer el coronavirus en un territorio, continúa en caída en Madrid. Ya está en 501 casos a nivel regional según Sanidad, aunque los datos actualizados de la Comunidad ya muestran que está por debajo de los 500, por lo que ya no se cumplirían los criterios de confinamiento de Illa (los de la semana pasada). Las cifras de contagios comenzaron a descender coincidiendo con el inicio de las restricciones a la movilidad impuestas el pasado 21 de septiembre por la Comunidad de Madrid a 37 zonas básicas de salud, ahora ampliadas a 50 desde este lunes.

La meta de los 100 casos por cada 100.000 habitantes establecida hoy como deseable por Sanidad para Madrid no sólo es tremendamente ambiciosa, sino que a día de hoy condena al cierre a todas las ciudades del país. La única que estaría al borde del precipicio sería Alicante, que según datos oficiales de la Comunidad Valenciana muestra una incidencia de 99,4 casos.

Lo último en España

Últimas noticias