El arzobispo de Barcelona dice que Jordi Pujol es "un referente de honestidad"

Jordi Pujol-Lluís Martínez Sistach
Jordi Pujol y Lluís Martínez Sistach en una imagen de 2002 (Foto: Efe).

El arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha defendido al ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol, imputado por varios delitos, porque "ha sido un referente para Cataluña y también de honestidad".

Durante una entrevista en Catalunya Ràdio, el cardenal se ha referido al caso Pujol y ha pedido que no se traspase a Jordi Pujol la posible responsabilidad penal de sus hijos.

"Una cosa es el padre y otra son los hijos. Esto hay que tenerlo en cuenta. Si lo mezclamos todo… El padre tiene responsabilidad de los hijos hasta que son mayores de edad. Ha hecho (Pujol) cosas muy buenas y quizás ha hecho otras no tan buenas, pero eso tiene que decidirlo un juez", ha apostillado.

Martínez Sistach, que dejará la Diócesis el próximo 26 de diciembre, es un religioso de perfil nacionalista que, por ejemplo, criticó en 2009 el fichaje de Cristiano Ronaldo por el Real Madrid, rechazando los "dispendios descomunales" en el mundo del fútbol, pero que no se ha pronunciado sobre el elevado coste de la contratación de Neymar por el Barcelona, que al final pagará más de 200 millones por el brasileño.

Precisamente este viernes se conoció que la jueza de Barcelona que investiga a Jordi Pujol sospecha que el ex presidente catalán fue propietario "en la sombra" de una de las cuentas que la familia tenía en Andorra, donde cree que el clan ocultó su fortuna con el propósito de "encubrir el origen delictivo del dinero".

En un auto, la titular del juzgado de instrucción número 31 de Barcelona, Beatriz Balfagón, acuerda inhibirse en favor del juez José de la Mata de la Audiencia Nacional que investiga los negocios de Jordi Pujol Ferrusola, quien administró durante un tiempo la fortuna de Andorra, al entender que existe una "estrecha vinculación" entre ambas causas.

La jueza se remite a los datos bancarios obtenidos a través de la comisión rogatoria librada por Andorra, de los que se desprende que desde el año 1992 todos los hermanos Pujol Ferrusola son o han sido titulares de cuentas bancarias en ese país.

Además, se deduce que titulares también "lo son o han sido sus padres, llamando la atención que una de las cuentas era propiedad en la sombra de Jordi Pujol Soley, como se desprende de una carta manuscrita por él mismo reconociéndolo así".

En esa cuenta, de la que, según la defensa, Jordi Pujol Soley dijo ser titular para beneficiar a su hijo Jordi en el reparto de bienes de su separación, la juez recuerda que "se produjo un abono de más de 300 millones de pesetas en julio de 2000, que fueron retirados en los años 2009 y 2010 con destino desconocido".

Además, señala la magistrada, "una parte importante de los fondos de las cuentas de Jordi Pujol Ferrusola ha circulado como ingresos o disposiciones en efectivo", sin que conste "el origen ni el destino de unos y otras", y parte de los mismos han sido distribuidos entre su madre y sus hermanos.

La jueza remarca que, desde que inició la investigación tras la confesión de Pujol de que durante décadas ocultó el legado de su padre Florenci, la familia no ha aportado "datos concretos, objetivos e inequívocos" sobre el origen del dinero y cómo lograron que de los 841.000 euros iniciales acabaran repartiéndose un millón de euros cada uno.

"Es precisamente esta falta de información la que hace sospechar de la existencia de un delito contra la Hacienda Pública y un delito de blanqueo de capitales, por cuanto la ocultación y gestión de un patrimonio en el extranjero por más de treinta años, gran parte de los cuales transcurrieron durante la vida política activa de Jordi Pujol Soley, lleva a pensar que la ocultación obedecía al propósito de encubrir el origen delictivo del dinero", advierte el escrito.

La juez deduce que, "más que la herencia de su abuelo", el dinero que acabaron repartiéndose los Pujol son "los beneficios de las dudosas actividades económicas realizadas por el mayor de los hermanos".

 

 

Lo último en España