Pérez de los Cobos acusa a Trapero: “Estaba alineado con Forn y Puigdemont” en el golpe del 1-O

El coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos, ha acusado al mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluis Trapero de estar totalmente “alineado con Forn y Puigdemont” en el golpe del 1-O.

El responsable del operativo policial conjunto por mandato del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña señaló de esta manera tan clara en sede judicial al responsable de los Mossos durante todo el desafío separatista. Lo hizo apuntando que coincidía por completo con la posición del entonces consejero de Interior catalán, Joaquim Forn, del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y del director general de los Mossos, Pere Soler. Pero que, además, no lo ocultó en ningún momento en las reuniones de coordinación policial que mantuvieron de cara a intentar evitar el referéndum ilegal del 1-O.

La declaración de Pérez de los Cobos fue a más y aclaró que “Trapero corroboró toda la argumentación que se hacía por parte de Forn y Puigdemont” en esas reuniones. Una actitud muy distinta a la que tuvo en aquellas fechas su número dos y actual responsable de los Mossos, Ferrán López, según el alto mando de la Guardia Civil.

La acusación de Pérez de los Cobos a Trapero, de hecho, se completó con la aclaración expresa de que no albergaba ni la más mínima duda de que Trapero estaba comprometido con los objetivos de Puigdemont y que pretendía -y así lo hizo-  facilitar el referéndum ilegal.

Pérez de los Cobos realizó estas acusaciones en su intervención ante el juez Llarena en el Tribunal Supremo. El magistrado, pese a ello, prefirió dejar en libertad sin fianza a Trapero.

"Aparentar ante la autoridad judicial"

El coronel de la Guardia Civil, de hecho, argumentó que el verdadero objetivo de Trapero era “aparentar ante la autoridad judicial” un supuesto cumplimiento mientras permitían de facto el desarrollo del referéndum ilegal.

Las afirmaciones de Pérez de los Cobos coinciden con los propios informes detectados entre el material que los Mossos pretendían destruir en una incineradora. Entre esa documentación aparecen los seguimientos que los Mossos hicieron de la Policía Nacional y de la Guardia Civil en la jornada del 1-O, donde la policía autonómica, lejos de ayudar a evitar el referéndum ilegal, prefirió espiar a los agentes nacionales para frustrar sus intentos de abortar la votación.

Pese a todo ello, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que instruye la causa por el denominado proceso separatista, ha rechazado por dos ocasiones la pretensión del ex consejero de Interior Joaquim Forn —en prisión provisional— de acumular a la causa al ex mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero, investigado en la Audiencia Nacional por un delito de sedición, al considerar que ahora mismo es “exorbitante”.

Es la segunda vez que el magistrado instructor se niega a ampliar la causa contra Trapero. Esta misma solicitud se hizo por parte de la Fiscalía —que también pidió la imputación del ‘número dos’ de Josep María Jové, ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras—, pero el juez Llarena contestó a finales de enero que ya tomaría esta decisión “en su momento”.

El magistrado subrayó en un reciente auto que no concurren razones en este momento para extender el procedimiento que se instruye en el Tribunal Supremo contra aquellas personas que prestaron su colaboración en la ejecución del plan estratégico de celebración ilegal del referéndum de independencia del pasado 1 de octubre, como serían los responsables de los Mossos d’Esquadra, que dependían “orgánica y funcionalmente” del ex consejero Forn.

Lo último en España