Los audios que desvelan la trama del alcalde socialista en la sombra

El condenado por ‘insulta mujeres’ que protege Sánchez es el "verdadero regidor" según la alcaldesa

Los audios de Ángel Vadillo, ex alcalde socialista de Alburquerque.

Ángel Vadillo fue condenado por insultar a una mujer y amenazar con divulgar públicamente sus relaciones afectivas usando los recursos oficiales del Ayuntamiento de Alburquerque. Pedro Sánchez lo indultó para no perder a su candidato estrella en esa localidad en las pasadas elecciones del 26-M. La Junta Electoral lo volvió a tumbar ante la evidencia del enjuague. Y ahora los socialistas lo han enchufado en ese Ayuntamiento como asesor para que pueda gobernar en la sombra y pese a estar inhabilitado.

OKDIARIO ha revelado esta historia. Y ahora, este diario, desvela la presentación en público que realizó la alcaldesa oficial del PSOE, Marisa Murillo, nada más pasar las elecciones del 26-M, donde ella misma confirmó en público que "el verdadero alcalde" no era ella, sino el inhabilitado judicialmente.

El audio revela que los socialistas no se andan con disimulos en esta localidad extremeña. Marisa Murillo, alcaldesa -al menos oficialmente- de Alburquerque no tuvo ningún problema en decir públicamente que ella es una alcaldesa de paja. "A quien han votado es a Ángel [Vadillo]" afirma en público. "Ángel es el verdadero alcalde". Es más, tras ser condenado por insultar a una mujer y amenazarla con divulgar en público su vida sentimental, para la alcaldesa socialista, "Ángel es un referente por su generosidad".

"Le han votado a él. Y es el alcalde de Alburquerue, Ángel Vadillo… Aunque yo haya sido la candidata", dice la alcaldesa ante de romper a reír conjuntamente con Vadillo y ante todos los presentes. "Así lo ha decidido el pueblo", concluye la alcaldesa de paja. "Es una situación anómala", aclara. A lo que Vadillo contesta: "Pero normalizada ya…". Y ambos vuelven a reírse.

Sus condenas

La historia resulta más propia de otro siglo. Pero lo cierto es que Pedro Sánchez ha sido el impulsor final del respaldo a Vadillo, enchufando -tras haberlo indultado- en el Ayuntamiento de Alburquerque (Badajoz) tras haber sido condenado por insultar en público a una mujer y amenazar con desvelar su vida privada.

La historia de Ángel Vadillo es toda una declaración de intenciones del PSOE con respecto al feminismo del que alardea Carmen Calvo. Vadillo gobernaba el municipio extremeño de Alburquerque cuando amenazó a una mujer con revelar públicamente el nombre de su pareja. Fue condenado. Pedro Sánchez lo indultó. Más tarde, el presidente del Gobierno, no contento con ello, le premió poniéndole como número 1 y candidato a la Alcaldía en la lista socialista por Alburquerque.

La Junta Electoral lo paró. Y ahora, Vadillo acaba de ser enchufado por la puerta de atrás en ese municipio para gobernar en la sombra desde un cargo de asesor. Toda una muestra de respeto por las decisiones judiciales y por la supuesta "lucha de los socialistas por el feminismo", como diría Carmen Calvo.

Vadillo saltó al estrellato tras amenazar a una mujer con revelar públicamente el nombre de su pareja. El regidor Ángel Vadillo fue del PSOE hasta que en 2012 fue condenando por un delito de obstrucción a la Justicia, por lo que fue expulsado partido, pero, pese a ello, consiguió hacerse con el cargo de alcalde de Alburquerque bajo las siglas de otro partido: la Organización del Pueblo Obrero (ORPO).

Pero lo cierto es que su vía de entrada en el círculo de confianza de Pedro Sánchez nunca se ha puesto en duda. Y menos tras conocerse que, pese a ser condenado, Vadillo no tendría que cumplir la pena de prisión gracias al indulto concedido en febrero de 2019 por la ministra de Justicia, Dolores Delgado. Un indulto tramitado por los mismos que alardean de hacer todo lo posible por erradicar la violencia machista. Y un indulto que fue más tarde tumbado por la Junta Electoral, que mantuvo la inhabilitación como candidato a Vadillo.

"Tienen que sufrir"

Vadillo fue condenado a cumplir dos años y medio de prisión y a pagar una multa de 6.750 euros y una indemnización de 12.000 euros por haber amenazado a una vecina que le denunció por haber permitido una construcción que ella consideró ilegal. Vadillo se dirigió "con ánimo de venganza y carácter intimidatorio" a la vecina para que "corrigiera su conducta", según la sentencia.

En concreto, según la transcripción del polémico mensaje navideño, Vadillo manifestó: "Si esta señora no viene a hablar conmigo y corrige su conducta de inmediato, a partir de ahora (…) haré llegar un folleto, que me encargaré de hacer expresamente, donde vea la gente qué tipo de persona es Antonia Matador y qué tipo de relación había con el ex presidente del PP. Estos van a tener que sufrir", manifestó en los canales del Ayuntamiento.

Lo último en España