Barómetro del CIS

Sólo el 8% de los españoles cree que la prioridad del Gobierno debe ser «resolver la situación en Cataluña»

El 29,3% de los españoles opina que el Ejecutivo debería tener como objetivo "hacer frente a la situación económica"

El CIS de Tezanos dispara al PSOE por encima del 30%, premia a Podemos y castiga al PP y Vox

CIS
Pedro Sánchez y Quim Torra.

Los españoles suspenden las «prioridades» del Gobierno socialcomunista. Según el barómetro del CIS conocido este jueves, apenas un 8% de los españoles cree que el Ejecutivo de Pedro Sánchez debe priorizar en sus objetivos «resolver la situación en Cataluña». Ello, pese al afán de Sánchez por ganarse el favor del separatismo, como medio para su propia supervivencia política.

Es la conclusión que se recoge en el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). La encuesta de José Félix Tezanos revela la discordancia entre la agenda del Gobierno y la opinión de los españoles en cuanto a sus objetivos más urgentes. La solución al tema catalán apenas es importante para el 8% de los encuestados, una cifra que sube al 9,6% en el tramo de edad de los 45 a 54 años.

Sólo el 8% de los españoles cree que la prioridad del Gobierno debe ser «resolver la situación en Cataluña»

A los españoles les interesa, sobre todo, la economía. Así, para el 29,3%, el Ejecutivo debería tener como prioritario «hacer frente a la situación económica, promoviendo el crecimiento». Le sigue el empleo. Un 25,5% opina que el objetivo número uno tendría que ser «luchar contra el desempleo y la precariedad laboral».

Un dato que se conoce sólo un día después de que la Unión Europea lanzase un aviso al Ejecutivo de los riesgos de iniciar una modificación de la reforma laboral de Mariano Rajoy. En el informe, Bruselas afirma que la sostenibilidad fiscal de España está en riesgo a medio plazo y concluye que la vinculación de las pensiones a la subida de los precios, con el objetivo de mantener el poder adquisitivo de los jubilados, puede tener un coste de hasta cuatro puntos del Producto Interior Bruto (PIB) de aquí al año 2050. Una valoración en concordancia con las advertencias del Banco de España o del Fondo Monetario Internacional.

También este miércoles, Sánchez volvió a convertir a Cataluña en protagonista, abriendo La Moncloa para la reunión de las delegaciones entre el Gobierno de la Nación y la Generalitat separatista.

Objetivo: Cataluña

El dirigente socialista ha convertido la respuesta al órdago del independentismo en una cuestión preferente, ya que el apoyo de partidos como ERC resulta esencial para su permanencia en La Moncloa.

Los republicanos respondieron este jueves al primer encuentro de la mesa de negociación apoyando en el Congreso el techo de gasto, el primer trámite para los Presupuestos Generales del Estado.

Ayer miércoles, Sánchez dispensó honores de jefe de Estado a Quim Torra, líder de la delegación catalana, ofreciéndole, por ejemplo, la sala de prensa principal de La Moncloa para atender a los medios. Se trata de un espacio reservado a los mandatarios extranjeros, mientras los presidentes autonómicos ofrecen sus ruedas de prensa en una sala más pequeña dentro del Complejo presidencial.

Tras el encuentro, el Gobierno y la Generalitat firmaron un comunicado conjunto en el que relegaban la Constitución asegurando que «cualquier acuerdo que se adopte en el seno de la mesa se formulará en el marco de la seguridad jurídica». Una ambigua referencia con la que Sánchez esquivaba, una vez más, cualquier alusión a la Carta Magna. La reunión, según la nota, sirvió «constatar la naturaleza política del conflicto y que este requiere de una solución política». Un término asumido por el socialista del lenguaje del separatismo.

Sánchez persiste en el diálogo con los independentistas, pese a constatar que Torra no cede a su exigencia de un referéndum de independencia.  Tras el encuentro, el presidente inhabilitado concluyó que éste, además de la amnistía de los condenados del ‘procés’, es su prioridad.

Los españoles tampoco están de acuerdo con el papel preferente de otras políticas desarrolladas por el Ejecutivo, como las relativas al medio ambiente. Así, sólo para el 3,2% la prioridad del Gobierno debe ser la «lucha contra el cambio climático», un porcentaje que desciende aún más entre los rangos de edad más elevados.

Tampoco la «igualdad entre hombres y mujeres» parece ser prioritario. Además de en la situación económica y el empleo, los españoles quieren que el Gobierno se afane en «luchar contra las desigualdades sociales».

Lo último en España

Últimas noticias