Chivite carga contra Rivera por poner su cabeza en el debate público «para inflamar el debate político»

La presidenta de Navarra, María Chivite, ha acusado al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, de "recurrir al debate identitario" y poner su cabeza "en medio de la política nacional" para "inflamar el debate público". Por ello, ha instado a "no dejar que los partidarios del sectarismo marquen el paso" a los socialistas y decidan "cómo o con quién puede gobernar".

Chivite, que ha presentado este martes en Bilbao el libro de la secretaria general del PSE-EE, Idoia Media, "Construir para Convivir", ha rechazado "soluciones simplistas o simples" que proponen determinadas formaciones políticas, en la actualidad, para afrontar "problemas muy complejos".

"Estas soluciones simplistas parece que convencen, peor a la larga tenemos claro que no funcionan, y la historia nos ha enseñado lo peligroso que es poner y proponer soluciones simples a problemas que son más que complicados", ha señalado.

A su juicio, el momento se hace "más complicado" por la "velocidad de los cambios", con "movimientos políticos complicados". "Nos movemos en la incertidumbre, y tenemos que aprender a movernos en esa incertidumbre política. Esos vaivenes exigen líderes coherentes, flexibles, pero con principios y con convicciones firmes, que sean capaces de mantenerlos por encima del ruido mediático", ha añadido.

Según la presidenta del Ejecutivo foral, Mendia "encarna esa necesidad de líderes que hacen falta" en la actualidad, porque "combina los dos principios básicos, la utilidad social y el compromiso".

En este punto, ha instado, "ante los vaivenes de la política" a tener "claros" los principios inamovibles. "Frente a los debates identitarios, que sólo pretenden -lo veíamos ayer en Rivera, que ponía mi cabeza en medio de la política nacional- inflamar el debate público y separar a la sociedad en trincheras, las socialistas reivindicamos la política preocupada por el día a día de la gente".

Tras reivindicar "el papel" que los socialistas "tienen que jugar en Euskadi, en Navarra y en España", ha instado a "no dejar que los partidarios de la exclusión, el sectarismo o la imposición" les "marquen el paso".

"No podemos permitir que determinados partidos políticos decidan cómo podemos gobernar y con quién podemos o no gobernar, y que sean esos partidos políticos los que den la acreditación de legitimidad a no legitimidad a los distintos Gobiernos", ha señalado.

A su juicio, el "liderazgo socialista" y "femenino" pone "encima de la mesa" otras formas de "hacer las cosas, anteponiendo el interés general, el bien común, el acuerdo, el diálogo y el pacto".

Civite ha afirmado que la ciudadanía pide "un pacto por la convivencia" frente a "una confrontación que dice cómo debemos vivir o sentir", asegurar "quiénes son buenos navarros y quiénes no". "Frente a la política de la confrontación, proponemos una política en la que todos quepamos", ha añadido.

Para Chivite, la ciudadanía está "pidiendo acuerdos, diálogo, convivencia entre diferentes". "Y no tenemos que ver esa apuesta por la convivencia como una debilidad, sino como una fortaleza pero, sobre todo, como un liderazgo", ha dicho.

En su opinión, "tanto Euskadi como Navarra, se reconocen a sí mismas como sociedades plurales y diversas. Y ese es el liderazgo que debemos ejercer", ha indicado.

Cambios

La presidenta de Navarra ha asegurado que hay formaciones que "no reconocen" que la sociedad "ha cambiado". "Nosotros proponemos, frente al insulto, la mentira y el desprecio, una política basada en el bien común. De la normalidad democrática, entendida desde la lealtad y el respeto institucional", ha dicho.

En este sentido, ha censurado la "patrimonialización que determinadas formaciones políticas hacen de las instituciones". "La derecha pretende que las instituciones le pertenecen, y solo los Gobiernos son legítimos si forman parte de ellos. Ese afán por diferenciar entre los buenos y los malos ciudadanos no es la solución, suele ser siempre el origen de los problemas", ha apuntado.

Al igual que Mendia, ha apostado por "una Euskadi plural que no olvide a quienes sufrieron el terrorismo". "No hay que olvidarlos. Tenemos que mirar al frente no olvidando nunca lo que sucedió", ha añadido.

María Chivite cree que "hay mucho que celebrar" porque "se ha avanzado mucho en la convivencia". Sin embargo, ha advertido de que no se puede "dar por hechas determinadas conquistas para siempre" porque existen "amenazas", como la de una "la derecha cuestionando derechos de ciudadanía" o "la violencia de género". "Hacen la política de la uniformidad. Hay diferentes maneras de sentirse navarro, español y vasco", ha vuelto a defender.

Lo último en España

Últimas noticias