Torra aburre a los alumnos de Stanford: “Cataluña es una nación con una lengua y una cultura milenarias”

Quim Torra
Quim Torra durante su conferencia en Stanford

La maquinaria propagandística del independentismo catalán sigue en marcha ante los pocos o nulos esfuerzos de Sánchez por contrarrestar el mensaje lanzado por figuras relevantes del golpe en Cataluña como Artur Mas y el president, Quim Torra. Éste último ha participado este martes en una conferencia en la prestigiosa Universidad de Stanford en la que ha asegurado que "Cataluña es un pueblo milenario" y ha presentado a los catalanes como un pueblo "sin derechos ni libertades". Eso sí, su intervención, a tenor de las imágenes, ha tenido escasa repercusión y algunos alumnos han aprovechado para dar una cabezada.

La llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, aupado entre otros por las fuerzas independentistas catalanas, ha da oxígeno al denominado ‘procés’. Las ‘embajadas’ catalanas han reabierto sus puertas tras ser cerradas bajo la aplicación del artículo 155 de la Constitución, y con la única oposición de Josep Borrell, y el lobby independentista sigue haciendo campaña por en Estados Unidos. Esta vez le ha tocado a Quim Torra lanzar sus soflamas en una universidad estadounidense. Hace pocas fechas lo hizo Artur Mas en laUniversidad de Duke, donde dos alumnos le sacaron los colores.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha dado una conferencia en Stanford, en el Martin Luther King Institute, de la universidad en la que se graduaron entre otros los fundadores de Google, Elon Musk (fundador de Tesla) o el mismísimo John Fitzgerald Kennedy. Bajo el título ‘Derechos humanos y autodeterminación: la visión catalana’, Torra se ha presentado ante los que pueden ser líderes de la empresa y la política estadounidense en los próximos años para dibujar a España como un país opresor y al movimiento independentista como una ola de pacifismo y respeto a los derechos humanos.

La primera de las mentiras que se ha atrevido a pronunciar Quim Torra ante su audiencia es que “Cataluña es una vieja nación europea, una sociedad con una cultura y una lengua propias”.  Y ha continuado ‘vendiendo’ que “Cataluña es una nación con una historia y una cultura milenarias, que una vez fue libre y ahora quiere volver a serlo”.

Torra ha querido explicar a los presentes “la grave situación que vive Cataluña desde la muerte del general Franco”. Una forma muy curiosa de ligar la muerte del dictador en 1975 con el referéndum ilegal celebrado el 1-0 de 2017. “Alrededor de 2,3 millones de catalanes votaron, de los cuales el 90% lo hizo por la independencia. La violencia de la Policía no pudo pararles”, ha descrito para, a continuación, asegurar que “ese día nació algo nuevo, algo que no se puede parar porque nunca se podrá borrar de alguien que ha estado tan cerca de la libertad”.

En su conferencia, el president ha asegurado que el 80% de la población catalana converge con tres ideas principales: “La primera es que esa mayoría coincide en que no quiere vivir bajo una vetusta monarquía, en algunos casos ligada a los casos de corrupción; la segunda es que no tolera la represión política, ni el encarcelamiento ni el exilio de sus líderes políticos; y la tercera, que ese 80% quiere que se respete su derecho a la autodeterminación”.

El presidente catalán, que aseguró que los españoles “hablan la lengua de las bestias”, no ha hecho ni una sola mención a los innumerables casos de corrupción de la clase política catalanas. Tampoco se ha referido a la violencia y el acoso provocado por los Comités de Defensa de la República (CDR) contra jueces, políticos y periodistas. Muy al contrario, Torra ha dibujado en el Estado español a un país represor, que no respeta los derechos humanos: “Cataluña persigue la libertad. La libertad de discurso, de conciencia. La libertad de reunión y la libertad de elegir su destino de manera democrática”, ha asegurado.

“La libertad de expresión está siendo estrangulada en España. Los raperos son encarcelados o se deben marchar al exilio por sus letras. Incluso exposiciones han sido censuradas, situaciones denunciadas incluso por Amnistía Internacional”, ha seguido relatando a los alumnos estadounidenses.

Quim Torra también ha acusado a España de coartar la libertad de los catalanes prohibiendo leyes emanadas del Parlament. “Leyes sobre el Cambio Climático, sobre la sanidad universal, los servicios sociales… todas esas leyes han sido suspendidas, no por su contenido, sino por haber sido aprobadas por el Parlamento catalán”, ha recalcado.

“Si España fuera realmente un Estado democrático, debería escuchar al pueblo catalán. Si España fuera democrática, dejaría que al pueblo catalán decidir libremente su futuro, sin políticos en prisión, sin personas en el exilio. Sin miedo”, ha dicho en la universidad estadounidense.

Torra ha concluido su relato presentando a Cataluña como una tierra diversa, formada por personas que han llegado de fuera de la Comunidad Autónoma –un símil con el nacimiento de EEUU gracias a la inmigración–  “que mira hacia un futuro integrador, una visión compartida por catalanes y estadounidenses”, mencionando incluso a los ex presidentes Woodrow Wilson y a Bill Clinton, y al defensor de los Derechos Humanos Martin Luther King.

Últimas noticias