CiudadanoOK en el paripé de ETA en Bayona

El ‘carnicero de Mondragón’ a la pregunta de si se arrepiente de sus 17 asesinatos: "¡Nooo!"

Carnicero de Mondragón
El reportero Cake Minuesa ante el 'Carnicero de Mondragón'.

La banda terrorista ETA se rinde porque no puede seguir matando, acorralada por la Justicia, las fuerzas de seguridad y la presión internacional. Pero los terroristas no muestran el menor arrepentimiento por el dolor causado durante décadas y se niegan a pedir perdón a las víctimas.

Lo ha podido comprobar el reportero de OKDIARIO Cake Minuesa, quien este sábado ha asistido al paripé que los etarras han representado en Bayona para escenificar la entrega de sus armas. El CiudadanoOK no ha sido bien recibido por los simpatizantes de los terroristas y ha tenido que escuchar respuestas como la siguiente: "A los miembros de ETA yo no los llamo pistoleros. Son luchadores por la patria". Todo un canto a la paz.

Pero el momento más tensión se ha producido cuando Cake Minuesa se ha enfrentado cara a cara con Josu Zabarte, conocido como el Carnicero de Mondragón. Cumplió 30 años de condena en la cárcel por su participación en 17 asesinatos. Entre ellos, el del niño de 13 años José María Piris Carballo, que murió al estallar una bomba oculta en una bolsa de deportes de Azcoitia (Guipúzcoa) en 1980.

Este sábado, el asesino en serie Josu Zabarte se paseaba orgulloso por las calles de Bayona, intentando confundirse con los autodenominados "artesanos de la paz". Cuando el CiudadanoOK le ha preguntado qué tiene que decir a las víctimas, el Carnicero de Mondragón se ha encogido de hombros: "Nada, ellas tendrán que decir".

"¿Rendición? Ninguna"

"No, porque a algunas las mataste tú", le ha replicado el reportero. "Ah, no lo sabía", ha contestado cínicamente el etarra. Cake Minuesa no se ha dado por vencido y ha invitado al asesino de ETA a pedir perdón a las víctimas. El asesino de 17 personas apenas se ha inmutado: "No tengo que pedir perdón, eso será un problema tuyo, no mío, no tengo nada que decir".

Los simpatizantes de ETA no han facilitado precisamente la labor del reportero Cake Minuesa, al que han impedido acceder al Museo Vasco en el que se estaba desarrollando la rueda de prensa de los mediadores designados por la banda terrorista.

"Lo mejor que podéis hacer es largaros", ha advertido el guardaespaldas del etarra Arnaldo Otegi al periodista. En varias ocasiones, los simpatizantes de los etarras han rodeado de forma intimidatoria a Cake Minuesa y su cámara para impedirles hacer entrevistas.

Otro de los presentes ha dejado muy claro que lo sucedido este sábado en Bayona era un mero teatro: "Aquí no usamos la palabra rendición, no hay vencedores ni vencidos. Los vascos siempre que han perdido una guerra han empezado otra. Rendición, ninguna. Las armas es fácil comprarlas".

Lo último en España