Ayuntamiento de Madrid

Carmena no retirará los puños en alto de la campaña feminista del 8M que ha costado 80.000 €

Perfil oficial de Twitter del Ayuntamiento con los polémicos puños.
Perfil oficial de Twitter del Ayuntamiento con los polémicos puños.

El Ayuntamiento de Madrid no atenderá la petición del grupo municipal del PP de retirar la campaña oficial de promoción de la huelga feminista del 8M con puños en alto.

El Consistorio de Madrid sigue adelante con su campaña institucional por el Día de la Mujer y la huelga feminista de 8 de marzo. El concejal y candidato del PP a la Alcaldía de la capital, José Luis Martínez-Almeida, había pedido a la alcaldesa Manuela Carmena que lo retirara ya que estos carteles consisten en "un puño alzado, que tiene una determinada simbología política". 

Sin embargo, fuentes municipales consultados por OKDIARIO rechazan la petición de Almeida y consideran que "el feminismo transversal". "Se usa el puño por su asociación a la idea de fuerza en la lucha por los derechos", sostienen desde el entorno de la concejal responsable, Celia Mayer. Consideran que el puño en alto no es una provocación, no creen que sea un símbolo asociado históricamente a las izquierdas, y, por tanto, no representa ni mucho menos a todos los madrileños.

Se trata de una campaña que ha costado entre creatividad, producción y difusión unos 80.000 euros. El Ayuntamiento ha elaborado una ristra de propaganda (chapas, carteles, diseños gráficos, material para redes, un desplegable con la historia de la Conquista de derechos de las mujeres en España…).

Críticas de Almeida

Almeida ha denunciado que el Ayuntamiento "claramente entiende con carácter muy sectario la celebración de un día para reivindicar la igualdad". "Tengo que denunciar la publicidad institucional en las calles del Ayuntamiento, cualquiera puede ver que consiste en un puño alzado y, al margen de la valoración que nos pueda suponer, un puño alzado tiene una determinada simbología política", ha indicado.

Tras asistir al acto de entrega de reconocimientos por la igualdad con motivo del 8M, Almeida ha cargado contra estos carteles. "La izquierda de nuevo secuestra lo que debe ser un día de unión, y no de exclusión". "Solicito que se retire inmediatamente", ha reiterado Almeida, para quien la campaña es "inapropiada" por apoyar "a esa manifestación y esa huelga".

Carmena no retirará los puños en alto de la campaña feminista del 8M que ha costado 80.000 €
El cartel institucional en un mupi del Ayuntamiento.

"Tiene (la huelga del 8M) un soporte ideológico desde la izquierda que hace muy difícil que nos sintamos integrados los que estamos concernidos en la lucha por la igualdad. La izquierda vuelve a hacer bandera de una visión dogmática, vuelve a secuestrar el concepto de feminismo, y lamento que la mejor forma de reivindicar es poniendo publicidad institucional con un puño", ha puntualizado.

Manifiesto anticapitalista

Sobre la huelga, ha indicado que el manifiesto sobre la que se sustenta, "entre otras lindezas viene a decir que la desigualdad de las mujeres se debe al liberalismo, al neocapitalismo, a la globalización… una serie de causas justificativas que pretenden excluir a personas que piensan diferente". "No podemos compartir ese manifiesto que soporta esa huelga; nosotros seguiremos luchando por una igualdad que sea integradora", ha concluido Almeida.

Por su parte, en redes sociales el uso del puño en una campaña institucional del Ayuntamiento tampoco ha pasado desapercibido. "Manuela Carmena no se corta un pelo poniendo un puño en alto en el perfil oficial del Ayuntamiento. Y el color, morado como el de Podemos. Qué cara más dura. Espero que Villacís y Almeida digan algo al respecto", dice José, un vecino de la capital. "¿El puño en alto? Comunismo típico y caso denunciable. En dos meses se acaba. Ya lo verán…", comenta, por su parte, Álvaro.

Por su parte, desde el área de Gobierno de Políticas de Género y Diversidad explican a OKDIARIO que "la campaña está basada en emoticonos de Whatsapp, por entender que es una iconografía internacionalmente reconocida. El puño representa la fuerza, por ejemplo, la mano abierta significa esperar, cruzar los dedos representa la suerte".

El cartel del puño dice ‘No será a la fuerza, será el feminismo’. "Como el resto de los carteles de la campaña, apela a que será el feminismo el que nos dará a todos y todas un futuro en igualdad, con más derechos, compartido (no la suerte, no esperar, no a la fuerza…). Como entendemos que comparte la mayoría de las mujeres y de la sociedad española", defienden desde el Consistorio.

La campaña se diseña con motivo del Día Internacional de la Mujer, institucionalizado por decisión de Naciones Unidas en 1975, subrayan desde el entorno de la concejal Celia Mayer.

Últimas noticias