Crisis Refugiados

Calvo matiza sobre el ‘Aquarius’: "El Gobierno decidirá en puerto quién es refugiado y quién no"

Carmen Calvo
Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno. (EP)

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, ha afirmado que el ofrecimiento de España para que el ‘Aquarius’ con 629 personas a bordo desembarque en puerto español es una "obligación legal" que el Ejecutivo "no puede ni quiere eludir". Pero ha matizado que la acción del Gobierno de Pedro Sánchez es sólo "una respuesta ante un momento de extrema urgencia" y que cuando lleguen los inmigrantes "el Gobierno decidirá quién es refugiado y quién no".

Calvo sustancia en ese nuevo matiz introducido en el discurso gubernamental su argumentación de que esta decisión pueda tener un efecto llamada para la inmigración ilegal.

"No estamos hablando de inmigración, sino de una situación límite y España tiene que responder como país responsable. Es una obligación y una perfecta imagen de lo que un país tiene que hacer", ha afirmado la ‘número dos’ del Ejecutivo de Sánchez en una entrevista en la Cadena Cope, recogida por Europa Press.

Calvo ha explicado que cuando lleguen las tres embarcaciones, en las que se van a repartir a las personas a bordo del ‘Aquarius’, para garantizar una travesía segura a la costa española, el Gobierno, a través del Ministerio del Interior, determinará quiénes son refugiadas.

"España es un país que quiere trasladar el honor de su nombre. Esto no tiene nada que ver con llegada de refugiados ni efectos de ningún tipo que no sea el cumplimiento estricto de la legalidad, como es ofrecer un puerto seguro ante una crisis", ha insistido Calvo.

El tuit de Matteo Salvini

Preguntada por la reacción triunfalista del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, al conocer que España al final se hacía cargo del barco, la vicepresidenta del Gobierno ha evitado juzgar esta reacción "por cortesía", pero ha recordado que Italia y España tienen las "mismas obligaciones".

"Europa tiene que reflexionar y ordenar muy seriamente lo que estamos haciendo en este asunto, trabajando en los países de origen, que es donde está el efecto llamada, donde se producen guerras y pobreza", ha aseverado, para advertir también, sobre la frontera sur, que se trata de una cuestión que tiene que atender la Unión Europea y no solo España.

Si bien ha indicado que España ha vivido "algún sobresalto que no conviene recordar" en materia migratoria, por lo general, "ha hecho un buen trabajo" y ha destacado las relaciones preferentes y grandes acuerdos con Marruecos.

Últimas noticias