Campaña siciliana de ‘El País’ a la Iglesia con la pederastia para que no acoja a Franco en La Almudena

Campaña siciliana de ‘El País’ a la Iglesia con la pederastia para que no acoja a Franco en La Almudena
Algunas de las portadas de 'El País'

Seis portadas, seis, lleva’El País’ desde el pasado 14 de octubre sobre la pederastia en la Iglesia española, un problema que no es de ahora, pero que el diario ha convertido en noticia de actualidad coincidiendo con las difíciles negociaciones que el Gobierno socialista lleva para evitar que la exhumación de Franco acabe con el dictador enterrado en la catedral de La Almudena, como pretende su familia, donde mantiene sepulturas en propiedad.

Todas estas informaciones han precedido la visita que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha realizado este lunes a El Vaticano, donde ha sido recibida por el secretario de Estado, Prieto Parolin, después de que el Papa se haya negado a hacerlo en persona.

El domingo 14 de octubre, ‘El País’ arrancaba su campaña abriendo la portada con el siguiente titular: "La Iglesia española se niega a investigar la pederastia en su seno". Un día después, también abriendo la portada, recogía una entrevista con el vicario judicial de Cartagena y este titular: "En la Iglesia hay muchos más casos de abusos que los juzgados".

Y así hasta este lunes, día de la cita de Calvo en el Vaticano, cuando ‘El País’ ha terminado ligando en su portada ambos conceptos, pederastia y Franco, bajo el siguiente titular: "Calvo visita El Vaticano en plena polémica por Franco y la pederastia".

Como ha informado OKDIARIO después de la cita en el Vaticano, Moncloa pretendió elevar la reunión al máximo nivel: un encuentro directo con el Papa, algo que hubiese comprometido a Su Santidad. Pero el Vaticano no ha querido entrar en ese tipo de juegos y el encuentro de la vicepresidenta ha sido con el secretario de Estado de la Santa Sede. Uno, porque el derecho de sepultura de todo cristiano no tiene nada que ver con cuestiones políticas. Dos, porque la intención del Gobierno es claramente partidaria y el Vaticano no quiere verse dentro de estrategias electoralistas.

Lo último en España