Gobierno PSOE-Podemos

Calvo anuncia una ley para «abolir» la prostitución que provocará otro conflicto con Irene Montero

Ver vídeo
Calvo realiza el anuncio días después de que Igualdad destacara sus trabajos en una futura ley contra la trata.

Otro choque a la vista en el seno del Gobierno de coalición por las diferencias entre PSOE y Podemos. Y de nuevo en el área de Igualdad, donde socialistas y comunistas ya vienen colisionando sobre el contenido de futuras leyes como la ‘Ley Trans’. Este domingo, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ha anunciado que su partido se encuentra ya en condiciones de presentar una ley de «abolición» de la prostitución, concepto que genera serias dudas en las filas de Podemos, la formación de la ministra de Igualdad, Irene Montero, cuya prioridad es abordar la regulación contra la «explotación».

La secretaria de Igualdad del PSOE y ex ministra del ramo ha asegurado este domingo que su organización está «preparada para traer a este país una legislación» contra la trata con fines de explotación sexual y la prostitución. Así lo ha avanzado en unas jornadas organizadas por el PSOE sobre ‘Lucha contra la trata y la prostitución’, días después de que el Ministerio de Igualdad de Irene Montero anunciara que había empezado los trabajos para una futura ley integral contra la trata, según informó Efe.

De nuevo, y al igual que ocurriera con la Ley de igualdad de trato y no discriminación, la conocida como ‘Ley Zerolo’ propuesta por el PSOE, o con la ‘Ley Trans’, socialistas y comunistas vuelven a actuar por separado pese al acuerdo de coalición sellado para la presente legislatura.

«No nos engañemos, hay trata porque hay prostitución. Si no hay prostitución, no hay trata», ha subrayado Carmen Calvo, al tiempo que ha abogado no sólo por sacar a las mujeres de la prostitución sino de impedir que lleguen a ella con políticas de prevención y políticas sociales que ofrezcan a estas mujeres una alternativa de trabajo, «de verdadero trabajo, porque la prostitución no es trabajo, es una esclavitud», ha señalado.

«Somos abolicionistas y nos dirigimos, ahora sí que sí, acompañados de cuantos más sean posibles, a sacar adelante un proyecto que nos va a dignificar como democracia», ha enfatizado la vicepresidenta primera y secretaria de Igualdad del PSOE.

«Perseguir a la industria»

En su caso, la ministra de Igualdad, Irene Montero, sí se ha declarado públicamente «abolicionista» de la prostitución, pero califica este asunto de «complejo» y su departamento se inclina por avanzar por la senda de la regulación. De hecho, con tal pretensión, en el polémico anteproyecto de ‘Ley de Libertad sexual’ o ‘Ley del sólo sí es sí’, Igualdad ya incluyó medidas para «perseguir a la industria de la explotación sexual».

«Vamos a necesitar distintos cambios legislativos. Un reto es acabar con la impunidad de la industria proxeneta. ¿Quién se lucra? Los proxenetas. Y esa es una de las raíces con la que nadie se ha atrevido. El segundo reto es la protección de las víctimas y cuidar su proceso de recuperación», declaró Montero el pasado septiembre en la cadena Ser.

Cabe recordar que, mientras trabajan en estos textos, PSOE y Podemos se han negado a investigar en Baleares los casos de prostitución de menores tuteladas por los servicios sociales de esta comunidad, gobernada por el tripartito que conforman socialistas, comunistas y los nacionalistas de Més.

Lo último en España

Últimas noticias