Elecciones Europeas 2019

Bélgica pone la lupa sobre los ingresos con los que sobrevive Puigdemont en Waterloo

Bélgica pone la lupa sobre los ingresos con los que sobrevive Puigdemont en Waterloo
Carles Puigdemont visitando un museo. (Foto. Flickr)

Las donaciones recibidas para el ‘Consell de la República’ ponen en alerta a las autoridades belgas por si existe delito fiscal

Las autoridades económicas belgas han puesto la lupa sobre los ingresos económicos con los que sobrevive el ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la ‘Casa de la República’ de Waterloo. La donación de miles de euros a través de micro donaciones por parte de los catalanes que se han apuntado al registro de la republica en Bélgica, que canaliza la ONG sin afán de lucro -en ese país ASBL- CATGlobal, constituida el 13 de marzo del año pasado según sus estatutos, ha hecho aflorar una gran cantidad de dinero en cuentas bancarias de ese país, que ahora están siendo analizadas por si se hubiese podido producir un delito fiscal.

Además de esas donaciones particulares recibidas por más de 50.000 catalanes que se han apuntado en el registro del ‘Consell per la República’, que suman más de medio millón de euros, la ONG a través de la que se financia la actividad de la estructura independentista republicana en Bélgica también habría recibido otras donaciones más opacas, que son las que han encendido las alarmas en el corazón de Europa por la cantidad económica que se mueven por las cuentas de esta organización no gubernamental con tan sólo un año de vida.

Aunque los fondos que recibe CATGlobal sirven esencialmente para costear el alto nivel de vida que lleva Carles Puigdemont en Bélgica además de costear la vivienda en la que reside en Waterloo y los viajes internacionales que realiza, su nombre no figura en la estructura organizativa de la ONG, lo que no le otorgaría de inicio responsabilidades penales aunque podría tenerlas dado a que no está aforado en Bélgica. Sí tienen firma en ella dos de sus colaboradores más cercanos, el empresario Jami Matamala, que reside junto a Puigdemont en Waterloo y el informático Jaume Cabaní, que trabaja allí, ambos como administradores

CATGlobal la preside la consultora y abogada Erika Casajona junto con el tesorero Jaime Bernís, un lobbista que hace años se mueve en el entorno comunitario a través de FERRMED que reclama la conexión del corredor mediterráneo y Piet van den Berg, un abogado experto en temas europeos casado con una catalana residente en Bruselas, que ejerce de secretario. Entre los fundadores también figuraba un ex colaborador del ex presidente Jordi Pujol, Miquel Esquirol de 89 años, que ya no figura en el organigrama de CATGlobal.

Cuatro meses después de su fundación, CATGlobal añadió en su clasificación “otras asociaciones” que persigue “la protección y defensa de los intereses de grupos especiales, por ejemplo, minorías o grupos étnicos” y que le permite el trasvase de dinero a través de concesiones de otras entidades o asociaciones. Además, en sus estatutos recoge que pueden recibir subvenciones de administraciones nacionales e internacionales, pese a que la Generalitat defiende que no financiará el ‘Consell per la República’ así como la posibilidad de recibir testamentos o últimas voluntades. Aunque inicialmente el CATGlobal fijó su sede en un co-working del centro de ls capital comunitaria, en la Rue Breydel 40, en los últimos meses han trasladado su sede a la mansión de la Rue de l’Avocat de Waterloo. De hecho, advierten los estatutos que CATGlobal “podrá poseer inmuebles”.

Lo último en España

Últimas noticias

. . . . . . . . .