Los barones del PSOE se rebelan contra Sánchez por sus cesiones a los independentistas

Javier Lambán
Javier Lambán. Foto: Europa Press

Uno de los barones con más ascendente dentro del PSOE, el aragonés Javier Lambán, ha puesto voz a lo que muchos líderes socialistas reconocen en privado. Asegura que no va a admitir cesiones ante el gobierno de Torra. La cercanía de las elecciones municipales y lo sucedido en Andalucía ha puesto en guardia a los cabezas de lista regionales. Temen una nueva sangría de votos.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha advertido hoy al de España, Pedro Sánchez, de que algo que "ya sabe", y es que no va a admitir "transacciones" con el separatismo, al que hay que combatir por la vía política, judicial y cultural.

Lambán ha respondido hoy en el Pleno de las Cortes de Aragón a varias preguntas sobre la situación en Cataluña planteadas por los grupos en el día en el que Sánchez preside en Barcelona la reunión de su Consejo de Ministros, decisión que ha generado airadas protestas en algunos sectores catalanes.

Lambán ha precisado, en respuesta a una pregunta del presidente del PP de Aragón, Luis María Beamonte, que el problema del separatismo catalán se viene arrastrando "desde hace años" porque los sucesivos Gobiernos de España se han "replegado" de este territorio.

Que volviera, ha indicado, requeriría de "grandes acuerdos de Estado", que el PP "no está dispuesto a pactar porque" los populares solo buscan "réditos electorales".

Preocupación territorial

En cualquier caso, Lambán ha insistido en que no admitirá "ningún tipo de bilateralidad" más allá de la que, asegura, fije la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía catalán, y tampoco que "se falte al respeto" al resto de comunidades.

El aragonés ha sido uno de los barones más críticos con el acercamiento de Sánchez a los planteamientos de los independentistas. No es el único, desde Castilla La Mancha Emiliano García Page también ha mostrado su preocupación por la deriva de su partido y los pactos por mantenerse en La Moncloa.

El mal resultado de Susana Díaz en Andalucía ha encendido todas las alarmas del socialismo que teme pagar en las regiones el precio de mantenerse en La Moncloa. Piensan que es difícil ‘vender’ a su electorado un trato de favor a los naciolistas catalanes.

Últimas noticias