El Ayuntamiento de Lérida coloca una pancarta en la fachada para pedir la libertad de los golpistas

Alcalde de Lérida, Miquel Pueyo @Twitter
Alcalde de Lérida, Miquel Pueyo @Twitter

El Ayuntamiento de Lérida está siguiendo la senda que ha iniciado Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, y colocará un lazo amarillo de apoyo a los golpistas del 1-O en la fachada del Consistorio catalán, así como una pancarta en la que se pide la puesta en libertad de los dirigentes catalanes en prisión preventiva.  La decisión se ha tomado en la Junta de Portavoces del Ayuntamiento, conformada por los separatistas de ERC, JxCat y el Comú de Lerida. 

Tras juicio del procés, que duró un total de 52 semanas seguidas con la Semana Santa de por medio, el Tribunal Supremo tendrá que dictar sentencia sobre los hechos de octubre de 2017 cuando se celebró una consulta ilegalizada por el Tribunal Constitucional y se hizo una Declaración Unilateral de Independencia en el Parlament arrollando la Constitución española. Por otro lado, los dirigentes catalanes procesados están siendo traslados a prisiones de Cataluña a las que, previsiblemente, llegarán este miércoles.

No estamos hablando de símbolos o pancartas que reivindican la independencia, sino la presunción de inocencia y libertad, y el libre ejercicio de los derechos políticos para determinadas personas, que una prisión injusta y una pena anticipada y premeditada está limitando”, ha aclarado el alcalde de Lérida, Miquel Pueyo. Ha añadido, además, que "los presos y los exiliados son represaliados por haber ejercido cargos públicos”.

La neutralidad del espacio público está en su capacidad para acoger diferentes y plurales expresiones de libertad y reivindicación, y no para negarlas todas. Si le quitamos al espacio público la capacidad de ser escaparate, expresión de nuestros anhelos y sentimientos, estaremos autocensurando nuestra vida comunitaria”, ha sentenciado.

Por ello, la Junta de Gobierno ha decidido que la colocación de los símbolos tendrá lugar a lo largo de esta semana. La semana pasada, nada más tomar el bastón de mando de la Ciudad Condal con el apoyo del PSC y los escaños de Manuel Valls, Colau también tomó la determinación de colocar un símbolo amarillo en la fachada de la institución pública. La primera edil ha mantenido el lazo amarillo, a pesar de las críticas de los partidos de la oposición que han tildado de "irresponsable" a Colau.

Lo último en España

Últimas noticias