La avalancha de gente aclamando a Casado bloqueó su coche en Colón

Pablo Casado, víctima de su propio éxito. Una vez concluida la manifestación del domingo, el líder del PP permaneció retenido en la Plaza de Colón durante varios minutos porque cientos de personas rodeaban su coche, intentando saludarle y felicitarle por el éxito de la convocatoria.

Pablo Casado estrechó manos, intentó devolver todos los saludos y no pudo ocultar su satisfacción por el buen resultado de la protesta convocada por PP, Ciudadanos (C’s) y Vox para exigir elecciones inmediatas y el fin de la negociación del Gobierno de Pedro Sánchez con los independentistas.

El Ejecutivo socialista ha intentado minimizar el éxito de la manifestación, reduciendo la asistencia a la cifra ridícula de 45.000 personas. Una estimación que desmienten las tomas aéreas de la madrileña Plaza de Colón y todas las calles aledañas, abarrotadas de público.

Los populares han mostrado su satisfacción por el extraordinario civismo de todos los asistentes, en un acto que sirvió para inundar de banderas españolas las calles de la capital, y en el que quedaron apartadas las diferencias ideológicas de los distintos partidos convocantes.

Últimas noticias