Pablo Gentili fue asesor de Lula y Rousseff

El gurú argentino que asesora a Iglesias le aconseja aguantar el órdago de Sánchez hasta las elecciones

Pablo Iglesias
Iglesias acompañado de su gurú, Pablo Gentili, llegando al debate electoral en Atresmedia. Foto: EFE

Pablo Iglesias va a aguantar el órdago hasta el final. Esa es la recomendación que le ha dado Pablo Gentili, un argentino de 56 años que se ha convertido en el estratega llegado de Argentina y Brasil para ayudar a Iglesias y a Montero a encauzar el rumbo de Podemos. El nuevo gurú político de la formación morada considera que el camino correcto para asegurar su hueco político frente al PSOE es el de aguantar y, si es necesario, aguantar hasta que haya unas nuevas elecciones.

La situación entre Podemos y el PSOE se tensa por momentos. Pedro Sánchez no está dispuesto a ceder cargos de ministro a los hombres de Pablo Iglesias. E Iglesias no quiere regalar su apoyo al líder socialista sin la entrada por la puerta grande en el Consejo de Ministros.

El PSOE no deja de lanzar acusaciones contra Pablo Iglesias por su “irresponsabilidad”, “sed de cargos” o “falta de compromiso en la creación de un Gobierno social de cooperación”. Pero, a diferencia de lo ocurrido en la moción de censura, el líder de Podemos ha adoptado un papel menos extrovertido, menos exagerado, pero más contundente. No hace declaraciones airadas, pero no cede. No abre el flanco a un ataque fácil de las huestes socialistas, pero tampoco rebaja sus exigencias ministeriales. Y esa es la estrategia que mantiene Iglesias. Pero que impulsa Gentili, el nuevo hombre que susurra al oído del líder morado.

Asesor de Lula y Rousseff

Gentili trabajó para el Ejecutivo del corrupto Lula da Silva y también para el de Dilma Rousseff. El gurú de Podemos es, además, un simpatizante de Nicolás Maduro. Gentili se ganó la simpatía y el respeto de Igleisas en un viaje a Buenos Aires en marzo. Y Gentili ha contado ya con una oferta del podemita incluso para ser su Iván Redondo particular, su jefe de Gabinete estrella.

El nuevo susurrador del oído de Iglesias tiene un curioso curriculum. Ha sido secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso) y peronista. Ha jugado el papel de asesor de Lula da Silva, condenado a 12 años de prisión por delitos de corrupción y uno de los impulsores del Foro Sao Paolo que ya ha recibido acusaciones internacionales por ser el origen de la financiación de la extrema izquierda.

De la mano de este asesor, Iglesias se sumerge en estos momentos en un órdago donde no le avalan las encuestas. En el PSOE barajan análisis demoscópicos que siguen marcando que Podemos caería con claridad si hubiera una repetición de las elecciones generales y que el gran beneficiado de su nuevo derrumbe sería precisamente el Partido Socialista. Ciudadanos tampoco saldría bien parado de este lance. Según esos estudios su postura no acaba de ser entendida ni por la población de derechas ni por la de izquierdas. Y, de nuevo, uno de los que bebe de esa situación es el PSOE. Un duro panorama para Iglesias en caso de seguir en el órdago hasta esas hipotéticas elecciones.

Lo último en España

Últimas noticias