Cuentas de Podemos 2019

Las aportaciones de las bases de Podemos caen hasta un 59% desde 2015

Este retroceso evidencia la pérdida de apoyo que ha experimentado la formación de Iglesias en los últimos años

El PSOE rechaza que Iglesias explique la ‘caja B’ de Podemos porque tiene que "aclararlo la Justicia"

Podemos
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos.

Las aportaciones de los adscritos a la financiación de Podemos han caído hasta un 59,4% desde 2015. Así lo muestra la comparativa entre las cuentas de aquel ejercicio y las del año 2019, recién publicadas por el partido de Pablo Iglesias. Un retroceso que evidencia la pérdida de apoyo ciudadano que ha experimentado la formación morada.

En concreto, según las cuentas anuales de partido del círculo, los ingresos de afiliados a través de cuotas voluntarias y las donaciones han descendido año tras año, pasando de 1.687.365 euros en 2015 a 684.382 euros en 2019, lo que implica un importante descenso del 59,4% y una pérdida de un millón de euros sólo en este concepto. Además, el número de donativos de las bases apenas llegó a los 58.292.

La explosión de Podemos, en cuanto a los ingresos económicos por esta vía y a la cantidad de donativos, se produjo en el año 2015, cuando el partido de Iglesias soñó con el sorpasso al PSOE, hoy su socio en el Gobierno de la Nación. La formación morada cerró aquel ejercicio con 1.687.365 euros de aportaciones de particulares, el importe más alto registrado desde su fundación, y un total de 128.393 donativos. No se contabilizan aquí las donaciones de los cargos electos ni de los europarlamentarios.

Tabla de donaciones en las cuentas de Podemos de 2019.

Desde entonces, Podemos fue perdiendo fuerza entre sus seguidores y cada vez ingresó menos dinero por este cauce. Así, en el ejercicio de 2018 las donaciones ya no llegaron al millón de euros (984.850) y el número de donativos se situó por primera vez desde 2015 por debajo de los 100.000, esto es, 90.140.

Podemos
Tabla de donaciones en las cuentas de Podemos de 2015.

Esta caída de las donaciones ha coincidido en el tiempo con la deriva de Podemos en sus resultados electorales, donde no ha dejado de perder representación tras las elecciones catalanas de diciembre de 2017. Tal y como ha publicado OKDIARIO, contando su último batacazo en País Vasco y Galicia son ya 12 los procesos electorales desde aquellos comicios a la Generalitat en los que Podemos y sus mareas territoriales han experimentado un retroceso en las urnas, traducido en la pérdida de hasta 155 parlamentarios y millones de votos.

Por ejemplo, en las elecciones autonómicas del 26-M de 2019, el partido morado y sus marcas territoriales perdieron hasta 68 diputados en los 12 Parlamentos regionales en liza, sufriendo una sangría de 860.000 votos. Este desplome fue especialmente significativo en plazas como Castilla-La Mancha, donde la formación de Iglesias pasó de estar en el Gobierno del socialista Emiliano García-Page a quedarse fuera de las Cortes autonómicas, o la Comunidad de Madrid, donde los comunistas no pasaron de 7 actas y retrocedieron hasta 20 escaños, los mismos obtenidos por la candidatura de Más Madrid impulsada por Íñigo Errejón —uno de los fundadores de Podemos— que concurrió por otro lado.

Por otro lado, cabe reseñar que la cantidad real que Podemos ingresó como donaciones y cuotas de particulares en el ejercicio de 2019 fue de 684.382 euros y no los 792.648 euros que recoge el partido en la memoria que hizo pública a finales del pasado mes de julio. Una diferencia de 108.266 euros que se debe a la chapuza revelada este martes por OKDIARIO: la formación de Iglesias se sumó como aportaciones 54.133 euros que debió devolver como es preceptivo al tratarse de un «abono/devolución» y como ha ocurrido siempre en los ejercicios anteriores. Es decir, esta cifra tenía que aparecer en negativo y ser restada.

Podemos
Cuadro que detalla las donaciones de Podemos en 2019 con el error en la devolución.

Esta nueva irregularidad detectada por Podemos todavía no ha podido ser analizada por el Tribunal de Cuentas, ya que su último informe sobre la contabilidad del partido —publicado también el pasado de julio— es el relativo al ejercicio de 2016.

Lo que sí ha hecho este órgano es fiscalizar los gastos electores de Podemos en los procesos de 2019 y es aquí donde la Fiscalía adscrita al mismo ha hallado indicios de un posible delito electoral y de falsedad documental en las cuentas de la formación de Iglesias. Entre los movimientos sospechosos figuran los que guardan relación con la consultora política Neurona, próxima al cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero y a sus aliados en Venezuela, Bolivia y México.

De igual modo, en el análisis de las últimas cuentas de Podemos resulta llamativo que el «donativo medio» se mueva en un rango tan estrecho que va de los 11,39 euros en 2014 a los 13,57 euros en 2018. La cifra de 2019 se situó en los 11,74 euros. De momento, y a fin de arrojar luz sobre las finanzas del partido morado, socio del PSOE en el Gobierno, el PP ha registrado una petición en el Congreso para crear una comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular de Podemos.

Esta iniciativa obligará al PSOE a retratarse, si bien los socialistas vienen manteniendo que tanto la presunta ‘caja B’ de los morados como el caso Dina-Iglesias son ajenos a las funciones de Podemos en el Gobierno, por lo que, a su juicio, deben mantenerse al margen del control parlamentario.

Lo último en España

Últimas noticias