Los abogados de Guerrero lo abandonan en pleno juicio del caso ERE por “diferencias irreconciliables”

Javier Guerrero
Javier Guerrero, ex director general de Trabajo de la Junta de Andalucía.
Comentar

Los abogados del ex director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta Francisco Javier Guerrero han decidido abandonarlo en pleno juicio del caso ERE y a pocas fechas de que se lleven a vista oral otras dos piezas separadas del mismo escándalo. En el día en que se iniciaba la declaración del ex presidente de la Junta y del PSOE Manuel Chaves, los letrados han presentado escritos alegando incluso “diferencias irreconciliables” con el principal acusado de las ayudas fraudulentas que habrían dejado un agujero de 800 millones de euros.

El juicio se está celebrando en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla contra 22 ex altos cargos del Gobierno andaluz, entre ellos los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, por el procedimiento específico por el que concedían las ayudas sociolaborales a trabajadores y las ayudas directas a empresas en crisis durante una década en el marco de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos.

Así, el hasta ahora abogado Fernando de Pablo se ha despedido durante la trigésimo novena sesión del juicio, que se ha celebrado este lunes, del tribunal, de los representantes del Ministerio Fiscal y de los compañeros letrados, al tiempo que ha anunciado que enviaría su escrito de renuncia durante la mañana.

Tras conceder De Pablo la venia solicitada por el nuevo abogado, José Ávila Ríos, éste ha presentado un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press ante el tribunal que preside el juicio para personarse como defensa del ex director general de Trabajo, quien se enfrenta a una petición de condena por parte de la Fiscalía de ocho años de cárcel y 30 de inhabilitación por un delito de prevaricación y otro de malversación.

Así, Ávila este lunes ha seguido la vista oral entre el público tras la marcha de Fernando de Pablo en el receso de la sesión, momento en el que otro compañero, Enrique del Río, ha ejercido la defensa de Guerrero provisionalmente. El nuevo letrado asumirá cuando el tribunal acepte su personación la defensa de su patrocinado.

Igualmente, el propio Guerrero ha presentado este lunes un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, ante el tribunal trasladando que José Ávila, del despacho AMF Abogados, se hará cargo de su defensa “sólo” en el juicio por el ‘procedimiento específico’.

“Por diferencias irreconciliables”

La renuncia de Fernando de Pablo no es la única que se ha producido este lunes entre los abogados de Guerrero en las distintas causas judiciales que tiene pendientes, pues los letrados Carlos Sierra y Rafael Ramírez han presentado sendos escritos desistiendo de continuar con la defensa del ex director general de Trabajo en dos piezas separadas de los ERE.

En los escritos presentados ante los juzgados de Instrucción número 10 y número 6 de Sevilla, a los que ha tenido acceso Europa Press, expresan su renuncia expresa por “diferencias irreconciliables” con el cliente a la asistencia letrada del investigado, solicitando le sea nombrada nueva defensa de oficio en caso de no ser nombrada de libre designación.

Así, han renunciado a la defensa del ex director general del investigado en la causa que investiga los pagos realizados entre 2003 y 2010 por la Consejería de Empleo a la empresa Umax Informática y Consultoría por la contratación de 44 trabajadores que “pertenecían al círculo de amigos y familiares” de Guerrero.

Cabe recordar que la juez de Instrucción número 10 de Sevilla, Pilar Ordóñez, abrió juicio oral por presuntos delitos continuados de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsificación de documento mercantil. La Fiscalía pide 10 años de cárcel y 32 años de inhabilitación para Guerrero, así como para otros ex altos cargos investigados.

Estas diligencias se abrieron tras un escrito presentado en abril de 2013 por el gabinete jurídico de la Junta y dirigido inicialmente al Juzgado de Instrucción número 6, cuya titular era entonces Mercedes Alaya, para su unión al caso de los ERE fraudulentos, aunque la magistrada consideró que no se trataba de hechos conexos y, por turno de reparto, la causa recayó finalmente en Instrucción 10.

La otra causa en la que han renunciado Sierra y Ramírez es la que investiga las cuatro ayudas de los ERE fraudulentos a Juan Francisco Trujillo, el ex chófer de Guerrero, por un montante total de 1.475.028,01 euros que concedió el primero y parte de las cuales supuestamente habrían ido destinadas a la compra de cocaína, copas y antigüedades.

La juez de Instrucción número 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños, elevó en noviembre del pasado 2017 a la Audiencia Provincial para su enjuiciamiento esta pieza separada contra el ex director general de Trabajo y su ex chófer. La magistrada instructora abrió juicio oral contra éstos por delitos de falsedad en documento oficial, prevaricación, malversación, tráfico de influencias y asociación ilícita e impuso una fianza de 1,9 millones a Guerrero y de 2,1 millones a su exchófer.

Últimas noticias