Un alto cargo del partido de Puigdemont dice que es «una vergüenza» darle la Cruz de Sant Jordi a Chacón

Èric Bertran
El responsable de Inmigración del PDeCAT, Èric Bertran.

El secretario de Inmigración del PDeCAT, Èric Bertran, considera "una vergüenza" que la Generalitat presidida por Carles Puigdemont otorgue la Creu de Sant Jordi a la ex ministra de Defensa Carmen Chacón, fallecida el pasado domingo a los 46 años de edad.

Bertran lo ha comunicado así a través de un mensaje en la red social Twitter: "Siento mucho la muerte de Carmen Chacón, pero me parece una vergüenza que le den la Creu de Sant Jordi cuando incluso su velatorio se ha hecho en Madrid".

La portavoz de la Generalitat, Neus Munté, anunció el martes que el Ejecutivo autonómico otorgará esta distinción a 29 personalidades, entre ellas a la ex ministra Carmen Chacón, así como a 23 entidades que desarrollan su labor en Cataluña.

Entre las personalidades que recibirán este reconocimiento se encuentran el actor y director teatral Josep Maria Pou, el periodista Josep Cuní, la nadadora olímpica Gemma Mengual, el empresario farmacéutico Víctor Grifols y el histórico dirigente de CDC Joaquim Molins, que ha sido presidente del patronato del Gran Teatre del Liceu.

Ninguno de estos nombres le molesta al responsable de Inmigración del PDeCAT salvo el de Carmen Chacón, fallecida el domingo, que ha sido ministra de Vivienda y Defensa en los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero, además de vicepresidenta del Congreso de los Diputados y aspirante a secretaria general del PSOE (su candidatura fue derrotada por Alfredo Pérez Rubalcaba en el Congreso federal celebrado en febrero de 2012).

Èric Bertran considera "una vergüenza" que la Generalitat otorgue su máxima distinción a la socialista porque, aunque nacida en Esplugas de Llobregat, su velatorio se ha celebrado en Madrid.

Los guardias civiles, unos "mafiosos"

Èric Bertran ha sido vicepresidente de la Fundació Nous Catalans, que Convergencia utilizaba para captar el voto de los inmigrantes musulmanes a favor de las tesis independentistas. El PDeCAT decidió cerrar por sorpresa esta fundación el pasado mes de septiembre, después de que trascendiera que había sido utilizada para financiar irregularmente al partido a cambio de adjudicaciones públicas.

Como vicepresidente de Nous Catalans, Èric Bertran calificó de "mafiosos, delincuentes, chorizos y colonizadores" a los guardias civiles que detuvieron en octubre de 2015 al tesorero de CDC Andreu Viloca, por cobrar mordidas para financiar ilegalmente a su partido.

El juez ordenó el ingreso en prisión de Viloca, acusado de los delitos de cohecho, blanqueo de capitales, prevaricación, financiación ilegal, alteración de precios y falsedad en documento mercantil. Un mes después, el tesorero de CDC quedó en libertad condicional, después de que su partido abonara una fianza de 250.000 euros.

En la web de la Fundación Nous Catalans, Èric Bertran publicó un editorial en el que comparaba la actuación de la Guardia Civil con "la camorra italiana imponiendo su ley y aplicándola con total impunidad". Y calificaba a las autoridades españolas de "aprendices de mafiosos, estafadores, chorizos, sátrapas, delincuentes y colonizadores".

El Ejército del Fénix

El actual responsable de Inmigración del PDeCAT añadía que los guardias civiles no deberían haber entrado a registrar la sede de Convergencia porque "las sedes de los partidos democráticos tienen restringido el acceso a la gentuza".

Bertran también aludía al hecho de que el juez hubiera enviado a prisión al tesorero de Convergència, el "patriota Viloca", por corrupción: "Uno de los nuestros está en prisión, es el primer preso político del proceso, la primera gran víctima de la revolución. Ànimo Andreu, pensamos en ti, luchamos contigo y cuando salgas serás recibido con todos los honores".

La Fundación Nous Catalans estaba presidida por Àngel Colom, quien tras verse apartado de la dirección de ERC montó en 1996 el Partit per la Independencia (PI) junto a Pilar Rahola. Finalmente, el PDeCAT ha disuelto esta Fundación, ante la evidencia de que la utilizó para financiarse ilegalmente.

Cuando tenía 14 años, Èric Bertran fue detenido por enviar mensajes con amenazas terroristas a grandes empresas (como Mercadona y Leche Pascual), a las que exigía que rotulen sus productos en catalán en nombre de un imaginario Ejército del Fénix. Ahora, tras la marcha de Àngel Colom, es el máximo responsable del área de Inmigración del partido de Carles Puigdemont y Artur Mas.

Lo último en España

Últimas noticias