Pregunta en el Congreso

Sánchez oculta cuántos altos cargos de su ‘núcleo duro’ disfrutan de coche oficial

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.
Comentar

Así consta en la respuesta del Ejecutivo de Pedro Sánchez a una pregunta por escrito de una diputada del PP.

El Gobierno se remite a una órden genérica y no desvela datos concretos.

El Gobierno se niega a revelar qué altos cargos hacen uso de coche oficial. Así consta en la respuesta del Ejecutivo de Pedro Sánchez a una pregunta por escrito de la diputada del Partido Popular, Beatriz Escudero.

Escudero se interesaba, en concreto, por “qué personas, especificando nombres y cargos, dependientes de Presidencia y Vicepresidencia del Gobierno, cuentan con coche oficial del parque móvil”.

Sánchez oculta cuántos altos cargos de su ‘núcleo duro’ disfrutan de coche oficial

En su contestación, el Gobierno resuelve la información reclamada con una respuesta genérica: “Los servicios de representación, los servicios generales y ordinarios, así como los servicios extraordinarios que presta el Parque Móvil del Estado son los establecidos en la Orden HAP/149/2013, de 29 de enero, por la que se regulan los servicios de automovilismo que prestan el Parque Móvil del Estado y las Unidades del Parque Móvil integradas en las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno y Direcciones Insulares”. Una respuesta que no ofrece datos concretos a la pregunta planteada.

Sánchez oculta cuántos altos cargos de su ‘núcleo duro’ disfrutan de coche oficial

Esa Orden se determina que los altos cargos que podrán disponer de coche oficial serán el presidente, los vicepresidentes, ministros, secretarios de Estado, subsecretarios y titulares de órganos directivos con nivel orgánico de subsecretario, así como delegados de Gobierno “cuando lo precisen en sus desplazamientos oficiales en Madrid”.

Por Real Decreto 146/1999, de 29 de enero se incluye además en esa lista a “los directores generales y demás altos cargos con rango asimilado”, siempre bajo la condición de que su utilización se ajuste a los “recursos disponibles”.

Además, se añaden “servicios generales y ordinarios que, con carácter de subvencionados y con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, sean necesarios para el normal funcionamiento de los Organismos e Instituciones del Estado” y aquellos “que, con carácter extraordinario y de manera específica y ocasional, le demanden los destinatarios de los anteriores servicios, mediante la oportuna contraprestación económica”.

Es decir, una melé de la que es imposible deducir, finalmente, la respuesta a la pregunta planteada.

El PP quiere vigilar el uso de recursos públicos

La falta de concreción del Gobierno ha llevado a la diputada del PP a registrar una nueva pregunta, en la que pide al Gobierno que identifique “con nombres, apellidos y cargos” a las personas dependientes de Presidencia y Vicepresidencia que tienen asignado coche oficial del parque móvil.

Los ‘populares’ están decididos a vigilar el uso de recursos públicos por parte del Gobierno socialista.

Recientemente, los diputados del PP ya presentaron una batería de preguntas al Ejecutivo para que explicase el uso del Falcon para desplazarse a un concierto del FIB, en Castellón, o del helicóptero Super Puma para el corto trayecto entre La Moncloa y la base aérea de Torrejón de Ardoz.

En ambos casos, desde el Gobierno se justificó que el presidente no utilizase el coche por “razones de seguridad”. 

Además, en relación al Super Puma, el Ejecutivo empleó un argumento cuestionable para defender que “no genera costes adicionales a las arcas del Estado”: que este helicóptero “forma parte de la misión específica asignada al Escuadrón 402 del Ejército del Aire”.

“Asimismo, cabe destacar que las horas de vuelo que realiza la Unidad en estos viajes se incluyen en el plan de adiestramiento básico de las tripulaciones. Salvo que razones de índole personal lo desaconsejen, el traslado entre el complejo de La Moncloa y la base de Torrejón de Ardoz por medio del helicóptero es considerada, por razones de seguridad, como la solución óptima para el desplazamiento del Presidente del Gobierno en este trayecto”, contestaron desde el Gobierno.

En la respuesta se añadía también que Aznar realizó 453 vuelos en helicóptero y Rodríguez Zapatero, 575. Rajoy no viajaba en helicóptero y Sáenz de Santamaría lo hacía “de forma esporádica”.

Últimas noticias