Ayuntamiento de Barcelona

Colau gastó más de 70.000 euros públicos en colaborar con la marcha separatista de la Diada

Ada Colau
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau
Comentar

La manifestación de la Diada no fue una fiesta para todos los catalanes. La politización de la misma causó gran polémica al marginar a aquellos ciudadanos que no comulgan con el independentismo. Sin embargo, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, gastó más 70.000 euros en la misma.

Refuerzo de limpieza (25.308€), refuerzo de Guardia Urbana (11.000€), vallas en los distritos y señalización (6.251€), vallas en la ciudad (10.635€), colocación jardineras para seguridad (6.293€) y reparación de parterres, arbolado, plantas y recogida de ramas (12.176€) fueron los gastos que la alcaldesa tuvo a la hora de organizar la Diada independentista.

El total del coste fueron 71.665 euros, dinero que se sacó de las arcas públicas de todos los catalanes, pero que no fue invertido en un acto que les representase a todos.

La Diada se convirtió en un acto plenamente independentista liderado por la separatista Asamblea Nacional Catalana (ANC) y protagonizada por las protestas contra el encarcelamiento de sus líderes y de ensalzamiento del referéndum ilegal del 1-O.

El 11 de septiembre se pudieron observar todo tipo de actos de ‘celebración’ relacionados con el independentismo. Un ejemplo de ello fue la simbolización de la caída de la Corona y el Estado. Los manifestantes dejaron caer una lona de diez metros de altura con la imagen de una carta con la figura del rey y la inscripción de 3-O, día en el que Felipe VI se dirigió a todos los españoles para instar a las instituciones democráticas del Estado a hacer frente al golpe separatista.

El PP lo denuncia

Alberto Fernández, presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, ha denunciado estos hechos. Fernández ha criticado que “que el Ayuntamiento cortarse parte de la Diagonal 17 horas antes de la manifestación independentista, con dispositivos de la Guardia Urbana vigilando toda la noche”.

En este sentido, ha añadido “para las manifestaciones independentistas Colau no duda en poner al Ayuntamiento al servicio del independentismo, pero en la manifestación por la unidad de España del 8 de octubre de 2017, no ofreció tantas facilidades, ni realizó un despliegue de Guardia Urbana con más efectivos, además, al no desplegar el correspondiente dispositivo de cortes de tráfico por la manifestación, muchas líneas de autobuses se quedaron bloqueadas y tampoco se reforzó el transporte público”.

Últimas noticias